Cómo pasar en soledad las fiestas


Por muchas razones es posible que durante estas fiestas estés sola. Sin embargo, la soledad y la depresión no tienen por qué ser sinónimos. Te damos algunos consejos para poder disfrutar de la experiencia de pasar estas fiestas contigo mismo. A veces no necesitas nadie más, pues estar sola es mejor, que mal acompañada.

Acepta la situación y concéntrate en encontrar el clima festivo dentro de ti. Muchas veces estar compañía no garantiza el no sentirse solo. Por ello, quizás durante estos días de fiestas estar sola te permita tener tiempo para mirar hacia tu interior. Busca la paz interior que te conducirá a luchar por tus deseos.

Que no tengas invitados para la cena en casa no implica que no puedas convertirte en la invitada de honor. Ponte tu mejor ropa, perfume y accesorios. Elige una buena música y regálate una velada inolvidable. Reflexiona, piensa, mira la tele o llama a tus familiares más queridos para preguntar cómo se encuentra.
SEGUIR LEYENDO «Cómo pasar en soledad las fiestas»

Cómo vivir feliz en soledad


Tener pareja no siempre supone ser feliz, nos damos cuenta cuando vivimos en soledad. Si te cuesta relacionarte con los demás, te damos unos consejos para que también puedas ser feliz careciendo de compañía. Dicen es mejor estar solo que mal acompañado. Para comenzar, cambia la forma de percibir la soledad. Estar solo no debe suponer una menor autoestima ni dañar nuestro amor propio. Lo cierto es que tiene muchas ventajas, un tiempo de soledad te permitirá conocer otras facetas de ti mismo y apreciar la libertad.

Vive la soledad como algo natural, pues muchas personas se encuentran en la misma situación. No te preocupes en cómo disfrutarla, simplemente vida de la mejor forma que sepas, haciendo lo que más te gusta, sin tener que pedirle permiso a otra persona y sin tener que justificarte por todo lo que haces. Podrás hacer lo que tú quieras.

No te culpes por estar solo, no es algo malo, no significa que seas una persona fracasada. La vida tiene muchos ciclos y ahora nos ha tocado estar solos, buscar pareja no tiene que suponer una obligación para las personas que disfrutan de la soledad. Recuerda que tienes el poder de la elección y eso fortalece tu estado espiritual.

Anímate a pensar en ti, con muchas tareas durante la jornada, al llegar a casa te mereces un descanso para disfrutar de uno mismo. No llenes tu agenda de actividades para no encontrarte en soledad, eso te creará agobio y no te sentirás cómodo. Estar a gusto con uno mismo es un aprendizaje que requiere de ese espacio de reflexión y paz que sólo proporciona la soledad como compañera.

Desafía tu creatividad. La soledad puede llevarte a descubrir variadas dimensiones de ti mismo. Los momentos de creación son un buen ejemplo: escribe, pinta, baila, canta, dibuja, saca fotos, filma videos, toca un instrumento o construye cosas. Elige lo que sea más acorde contigo y empieza a captar otros aspectos de la realidad en que vives. Organiza un viaje y disfruta ese momento, disfruta de esa libertad de decidir qué hacer o conocer. Además, viajando solo, te relacionarás con más gente, por lo que vivirás de una forma mucho más intensa.