Te quiero, en diferentes idiomas, lenguas y dialectos


Africano: Ek is lief vir jou

Albanes: Te dua

Alemán: Ich liebe dich

Árabe: Ana behibak (para hombre) o Ana behibek (para mujer)

Armenio: Yes kez sirumem

Vasco: Maitea haut

Bávaro: I mog di narrisch gern

Bengalí: Ami tomake bhalobashi

Búlgaro: Obicham te

Birmano: Nin ko nga chitde or Chit pa de

Camboyano: Bon sro lanh oon

Catalán: T’estimo

Cherokee: Tsi ge yu i


Cheyenne: Ne mohotatse

Chichewa: Ndimakukonda

Chickasaw: Chiholloli

Chino: Ngo oi ney or Wo ai ni

Corso: Ti tengu caru

Croata: Volim te

Checo: Miluji te

Danés: Jeg elske dig

Dholuo (tribu de Kenya): Aheri

Dutch: Ik hou van je

Inglés: I love you

Esperanto: Mi amas vin

Estonia: Mina armastan sind
SEGUIR LEYENDO “Te quiero, en diferentes idiomas, lenguas y dialectos”

Diferencias entre amor y amistad


¿Qué es la amistad y qué es el amor? ¿Hay alguna diferencia entre amistad y amor? Estas son preguntas que siempre han intrigado a mucha gente. Por desgracia, no se puede dar una respuesta concisa a estas cuestiones. Lo único que se puede precisar es que ambos se complementan entre sí y que la amistad es un subconjunto del amor.

La amistad no es un estado de ánimo, es un acto. Es algo que se hace y que se tiene. Es una relación equilibrada entre las personas. Puede darse con una o con varias personas. Varía de persona a persona. El amor se mantiene con la amistad aunque, a veces, la sobrepasa cuando dos personas comparten ciertas intimidades que lo hacen más grande que la amistad.

La amistad y el amor no son la misma cosa. No necesitas dar explicaciones a tus amigos ya que tu relación de amistad tan profunda que la mayoría de las cosas son automáticamente entendidas por nuestros amigos. Un elemento primordial en el amor es el aspecto físico. La amistad tiene sus límites definidos y no importa lo cerca que se encuentre un amigo, carece de intimidad física.

En una relación amorosa, las personas tienen una sola persona a su lado. Es posible que haya numerosas personas a las que puedas llamar amigos o buenos amigos, pero sólo existe una persona a la que puedes llamar amor. La amistad puede durar toda una vida como lo hace el amor, pero es posible que desaparezca antes el amor que la amistad.

Diferentes tipos de amor


En la vida no sólo se puede utilizar la palabra amor con tu pareja. El amor es uno de los pilares fundamentales en la vida de cualquier persona y se puede recibir de diferentes personas con las que no hace falta mantener relaciones sexuales. Hoy te vamos a hablar sobre dos tipos de amor: el amor entre hermanos y el amor entre amigos. El amor entre hermanos es algo que generalmente es imperdible e irrompible. Aunque a veces, esto no es así y los hermanos no encuentran ese amor natural que debe aflorar de ellos. Es un amor que desde que nacemos nos enseña a:

Confiar en otra persona plenamente que seguro se convierte en tu confidente más leal.
– En los momentos duros siempre le vas a tener.
– Es más que un amigo y es una persona muy especial para ti.
– Te enseñará a compartir e incluso a cuidar y proteger a tu hermano.

El amor entre amigos es muy especial. A veces puede llevar a confusión si se ve desde fuera, pero sólo esas personas saben, en realidad, qué amor es el que les une:

– Cada amigo representa un mundo en nosotros, un mundo que posiblemente no ha nacido dentro de nosotros hasta que llega a nuestras vidas.
– Siempre está en los buenos y malos momentos sin importarle día, fecha y hora.
– El amor entre amigos es algo especial, que trasciende los límites del conocimiento. Se puede llegar a amar más a un amigo que a un familiar directo.

¿Estoy enamorado?


Siempre as alardeado de tener relaciones abiertas y de intentar no enamorarte de las personas con las que estás porque eres joven y quieres disfrutar más de la vida. Últimamente estás notando algo especial por una persona y te gustaría saber si lo que sientes es amor o no. Con el fin de ayudarte aquí tienes una lista de comportamientos que te pueden indicar si hay amor o no.

1. Comienzas a pensar en el futuro y esa persona entra en tus planes. Quieres que forme parte de esas vacaciones que estabas planificando pasar solo en algún sitio.

2. Empiezas a tener otras prioridades. Antes no faltabas al gimnasio pasara lo que pasase. Ahora si esa persona te propone ir a algún sitio faltas a lo que haga falta con tal de verla.

3. Comienzas a hablar a tus amigos sobre esa persona. Sin darte cuenta muchas veces cuentas anécdotas que habéis vivido juntos de manera espontánea. No hace falta que nadie te pregunte sobre ella, tú eres el que está deseando sacar la conversación.

4. Te encanta pasar tiempo con ella. Este es uno de los comportamientos más obvios. Intestas disfrutar cada segundo que pasas con ella e intentas agradarle todo lo que puedes. Te preocupas por no molestarla y que se encuentre a gusto en todo momento. El tiempo se te pasa volando.

5. Llevas una temporada en la que no te fijas en otras personas. Es curioso, pero sólo tienes ojos para esa persona y no te importa quién está a tu alrededor. Sólo piensas en ella y no estás “abierto” para nadie más.

Escribir una carta de amor


Lo has pensado muchas veces pero hoy en día entre el uno del teléfono y el excesivo uso que se hace de Internet, el escribir una carta parece una tarea complicada de realizar. Inténtalo e invierte parte de tu tiempo en escribir una carta a esa persona tan especial para ti. No tiene mayor dificultad, pero necesitarás: papel especial, libro de poesía, perfume, un sello y una pluma.

Paso 1.- Una carta de amor escrita con un bolígrafo Bic de la oficina no es demasiado glamuroso. Debes conseguir que “suenen” violines y “floten” mariposas el día que la otra persona lea la carta y vea como está escrita. Dirígete a algún sitio especializado y compra un papel especial para cartas y una pluma para que la escritura resulte más bonita.

Paso 2.- Olvida el tono comercial: “Estimado/a Señor/a” o “A quien corresponda” se práctico y directo, pero no agredas su intimidad. Asegúrate de poner su nombre y olvidarte de términos como “Churri” o “Cari”.


Paso 3.- Abre tu corazón. Una carta de amor no es un estudio literario con una introducción, texto expositivo, y la recapitulación. Lo que debes conseguir es que tu corazón dicte lo que quieres decir, ordenando de manera correcta los sentimientos e intentando que todo quede muy natural.

Paso 4.- No escribas la carta un día de estrés. Procura elegir un buen momento y escribirla en un lugar relajado que te permita estructurar bien tus sentimientos.

Paso 5.- Si tu letra no es la más bonita del mundo puedes considerar el contratar los servicios de un calígrafo que realice la carta. Pero ten cuidado, no te excedas ya que la otra persona puede pensar nada más ver la carta que es una invitación del Palacio Real.

Consejos Feng Shui para fomentar el amor en tu casa


El antiguo arte chino de la manipulación y la organización del entorno recibe el nombre de Feng Shui. Se practica para promover el chi, o energía de manera positiva, desbloquear cualquier obstáculo en el entorno y en el cuerpo. Se originó hace varios miles de años en China. Los siguientes son consejos para mejorar y fomentar el amor en tu vida y en tu hogar.

Feng Shui se puede practicar en tu hogar para crear un ambiente romántico. Hay muchas maneras de lograr este objetivo. En primer lugar, tendrás que eliminar todos los obstáculos de manera que el chi este en libertad y fluya por todo el ambiente. Quite la mayor cantidad de energía negativa que te sea posible. Esos objetos oscuros, el arte abstracto o cualquier cosa que te recuerde a un momento triste debes guardarlo lejos.

El espacio debe estar limpio, ordenado y organizado. La sección sur de toda casa es el lugar donde reina el amor y debe ser el foco de la mayoría de las prácticas de Feng Shui. El sur regula el romance, el amor y la familia. Más concretamente, en la esquina suroeste de cualquier habitación es donde se debe concentrar el amor.

Las peonías son un poderoso símbolo de amor. Una foto de estas flores colgadas en la pared sur de una habitación será lo más romántico. Debes colocar candelabros en la zona suroeste de la casa ya que ayudan al chi y dan suerte. Las fuentes interiores de agua, además de estar muy de moda proporcionan un efecto calmante inigualable.

Diferentes religiones en una pareja


Las relaciones de pareja en general requieren compromiso y esfuerzo para que lleguen a buen puerto, pero ¿qué pasa cuando se forma una pareja en la que cada uno profesa una religión? Cuando hay diferentes religiones esto conlleva las diferencias de opiniones, pero no necesariamente esto tiene que terminar mal. Lo importante es que habléis y llegar a un punto medio entre los dos.

Recuerda que no siempre tienes que estar de acuerdo con tu pareja, de hecho, los desacuerdos pueden hacer la vida en común más interesante. Si ves que los problemas se convierten en obstáculos monumentales debes plantearte la relación.


Mucha gente pude tener reacciones negativas a primera vista el día que conozca a tu nueva pareja. Debes explicarles lo feliz que te hace y que la diferencia cultural para vosotros no es ningún problema. Seguro que lo que más importa a tus amigos es que tú estés bien y seas feliz, así que para ellos pasarán a un segundo plano las creencias de tu pareja. Si notas que poca gente acepta a tu pareja por sus creencias religiosas no intentes mantener tu relación en secreto. En realidad esa poca gente es la que vale la pena.

Los factores más importantes en este tipo de relaciones son el respeto y la comprensión. Puede que tengas que acostumbrarte a ciertas costumbres como por ejemplo: la no utilización de los zapatos en determinadas zonas de la casa, dietas especiales y la celebración de determinadas fiestas religiosas. Debes tener una mente abierta y recuerda que estás cosas no deben hacer daño a vuestro compromiso.

Cómo saber si estas enamorado


Cuando nos sentimos atraídos por alguna persona significa que nos interesa, que nos agrada, en ocasiones sentimos esas mariposas en el estomago, nos pasamos el día preguntándonos que estará haciendo y si está pensando en nosotros. ¡Qué bonito es el amor!

A pesar de eso, en ocasiones podemos confundir los sentimientos, tener la sensación de enamoramiento, pero quizás es simplemente un capricho o ilusión pasajera. En definitiva, puede que no sea el verdadero amor. Por eso es fundamental tener claro lo que sentimos y entender nuestras emociones.

Estar enamorado no es otra cosa que sentir amor. Sin embargo, la realidad es que no todas las personas que sienten amor están realmente enamorados, ya que existen diferentes tipos e intensidades de lo que conocemos como amor. El amor es tan abstracto que no se puede medir, nos damos cuenta por nuestro estado físico y mental que fluctúa según una serie de hormonas, las cuales nos indican la química que existe con la otra persona.

Podemos encontrar tantos tipos de amor como nubes en el cielo: amor de pareja, amor fraternal, amor idílico. Por suerte o por desgracia, el amor no es una ciencia exacta, pero podemos detectar ciertos elementos que nos indicarían si realmente estamos enamorados.

El corazón es el que al final dicta sentencia, debes lograr diferenciar entre obsesión, pasión o amor real. El amor verdadero es ese que al final todos buscamos, encontrar a esa persona con la que quieres compartir una vida. Si te imaginas ser feliz al lado de esa persona y realmente la quieres por encima de todas las cosas, lo más probable es que estés enamorado o enamorado. Simplemente deseas pasar todo el tiempo posible con esa persona. No hay más secreto que ese, lo importante es ser feliz.

Decir “te quiero” por primera vez


Llevas un tiempo pensando en ello y crees que ha llegado el momento. Todo lo que tienes que hacer es mirar a esa persona con la que compartes un montón de cosas y pensar si quieres decírselo o no. Crees que ha llegado el momento de decir a la otra persona: “Te quiero”.

Muchas veces decirle a alguien que le quieres no es fácil. Puede que estés hasta semanas preparándote pero debes conseguir que sea algo natural y como no, elegir el momento adecuado. Antes de hacerlo pregúntate si realmente es lo que sientes. No hay nada más obvio que un falso “te quiero”, sobre todo si se dice simplemente por intentar ganar algún favor sexual. Esto puede hacer que para la otra persona te conviertas en alguien muy odiado.

Puedes intentar planificarlos, pero no con demasiada antelación. Piensa en lo que vas a decir si, sobre todo, eres una persona un poco brusca o no sabes expresar bien tus sentimientos. Pero debes dejar un poco de espontaneidad al momento. Muchas veces planeamos algo durante tanto tiempo y lo tenemos tan bien estudiado que cuando llega la hora de la verdad nos quedamos en blanco.

Ten en cuenta que lo que vas a decir es un sentimiento al que vas a tener que hacer frente durante mucho tiempo. Mantén tu mente abierta a cualquier tipo de respuesta. La otra persona puede que no se lo espere y puede que no reaccione como tú has imaginado. Debes sentirte bien contigo mismo y pensar que lo que acabas de decir es expresar un sentimiento muy sincero.

Relaciones forzadas


Muchas personas tienen tendencia a meterse en una relación muy rápidamente sin realmente entender lo que una relación significa. Esto puede causar problemas en la relación. Las principales razones por las que mucha gente se apresura en tener una relación son: la mayoría de tus amigos ya tienen pareja, tu edad y la necesidad de compartir cosas con otra persona. Pero forzar las cosas por obligación puede dar muchos problemas, incluso psicológicos.

Obligarte a tener una pareja porque te ves mayor no es bueno. Una relación debe ser natural. Debes ir creciendo como persona y ser capaz de comprender la importancia de las relaciones. Sin embargo, en realidad los problemas aumentan cuando te metes en una relación para satisfacer tus propios deseos.

Supongamos que te enfrentas a algún problema de salud, familiar o laboral y piensas que la compañía puede ayudarte a descargar tensiones mentales y emocionales. Esta relación no va a tener un buen final, ya que eso sólo no te va a ayudar a ser feliz. Las personas deben ayudarte de forma natural, no porque tú fuerces esa forma de actuación.

A veces para satisfacer tu ego, que no acepta un fracaso, buscas encontrar una pareja y sentir que por fin has tenido éxito. Pero… ¿qué pasa con la otra persona? Si la consigues y luego deja de importarte simplemente se sentirá utilizada y los problemas os envolverán a los dos. Antes de comenzar una relación debes evaluar sus necesidades, preguntarte qué estás dispuesto a dar y qué características debe tener la otra persona. Aunque siempre hay alguien que llega y te desmonta… esa puede ser la pareja que buscas.