Síntomas de la depresión femenina

depresion
Las mujeres tienen tendencia a deprimirse más que los hombres, el número de casos de depresión entre las mujeres es realmente elevado. Cuando a una mujer las cosas no le salen bien se deprimen con mucha facilidad. El diagnóstico de la depresión es fundamental para tratarla correctamente y así poder recuperar la calidad de vida del paciente. El tratamiento para una mujer deprimida está basado en medicamentos y terapia con un especialista. Habitualmente, la terapia cognitiva es una las principales soluciones contra la depresión. El terapeuta centra su actuación en ayudar al paciente a revisar sus pensamientos y emociones para logar modificar su comportamiento.

Existen factores hormonales que podrían contribuir en mayor frecuencia a casos de depresión en las mujeres. En concreto, los cambios del ciclo menstrual, el embarazo, el aborto, el periodo de posparto y la menopausia. Muchas mujeres tienen más estrés que los hombres por las responsabilidades del cuidado de sus hijos, el mantenimiento del hogar y cumplir con su trabajo semanal. Ciertas mujeres tienen una mayor carga de responsabilidad por ser madres solteras o por asumir el cuidado de padres ancianos. En cualquier caso, prácticamente todo el mundo que tiene una depresión está motivada por algo que le supera, la persona no se ve capaz de salir de esa situación.

Las depresiones más frecuentes suelen ser transitorias y principalmente causadas por un factor externo como el divorcio, mientras que las depresiones severas, tienen causas internas que llevan a las persona al extremo de tener pensamientos suicidas. Para evitar la depresión, es recomendable que la mujer mantenga una vida y dieta saludable, hacer ejercicios y actividades sociales que le permitan interactuar con otras personas.

A continuación, dejamos algunas preguntas que si más de la mitad son respondidas de forma positiva, significan claros síntomas de la depresión. Responde a estas cuestiones con sinceridad y si lo consideras necesario pide ayuda a un especialista para empezar un tratamiento efectivo.

1. ¿La mayoría de tus sentimientos son de tristeza, miedo o melancolía?
2. ¿No tienes paciencia y siempre estás mal humor? ¿Tu comportamiento ha empeorado?
3. ¿Has perdido interés por las actividades que antes te llenaban de placer? ¿No disfrutas del sexo? ¿Ya no vas al gimnasio como antes?
4. ¿Has perdido las ganas de comer? ¿Tu plato preferido ya no alegra el día?
5. ¿Pierdes o ganas peso muy fácilmente? ¿Te notas más débil?
6. ¿Te cuesta dormir muchas horas seguidas? ¿Tienes dificultad para dormir?
7. ¿Sientes malestar y una sensación de cansancio sin un motivo?
8. ¿Tienes la autoestima por los suelos? ¿Tienes sentimiento de inferioridad o culpabilidad?
9. ¿Tienes la mente confusa? ¿Tienes problemas para concéntrate, organizar tus ideas o tomar decisiones?
10. ¿Piensas con frecuencia en la muerte o en el suicidio? ¿Piensas que la vida ya no tiene sentido?

1 comentario

  1. De todo lo que hay aquí, la que noto más cerca es la 9)… suelo darle muchas vueltas a las cosas y acabo estresada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *