Terapia cognitiva contra la depresión


Las parejas pasan mejores y peores etapas, sin embargo puede suceder que la relación se termine y por un sentimiento derivado del fracaso, podemos sufrir una depresión. Este problema afecta tanto hombres como mujeres, pero las chicas suelen ser más propensas a desarrollarla, al menos en determinadas etapas de su vida. Para superarlo te recomendamos la terapia cognitiva que se basa en tres principios para encontrar una solución al bajo estado de ánimo, es un tratamiento psicológico que se fundamente en la detección de pensamientos negativos para transformarlos de forma objetiva en pensamientos que se ajusten a la realidad.

La terapia cognitiva consiste en que el propio paciente detecte sus ideas más pesimistas, aquellas que le proporcionan una sensación de malestar, y realice un cambio mental radical antes de que la depresión se apodere de sus pensamientos y le impida hacer una vida normal. El primer principio consiste en detectar las cogniciones o pensamientos que generan los estados de ánimo de la persona deprimida. Nos referimos al modo en que el paciente ve las cosas, las percibe o las interpreta. Una misma acción se puede entender de muchas formas diferentes dependiendo del modo en que la veamos, con la mentalidad con la que la percibimos, eso nos genera una interpretación que puede ser buena, mala o indiferente.

El segundo principio de la terapia consiste en revertir todos los pensamientos que se encuentran dominados por su lado negativo. La persona con depresión se vuelve pesimista ante todo lo que lo rodea y este pensamiento crea una respuesta emocional inmediata totalmente negativa, lo que la hace incapaz de superar los problemas que le puedan surgir en la vida. Por lo tanto, si no supera los problemas que tiene, será infeliz.

El tercer principio es fundamental por su parte filosófica y terapéutica. Los médicos ha comprobado que los pensamientos negativos que causan una cierta agitación emocional casi siempre están distorsionados, muy lejos de la realidad y de la verdadera gravedad de lo que puede estar sucediendo a su alrededor. La depresión genera una percepción falsa e inexacta de lo que verdaderamente pasa, producto de un deslizamiento mental.

La persona con depresión puede curarse con más eficacia si aprende métodos que le ayuden a identificar y eliminar esos pensamientos que le hacen sentirse mal. Todo está en su cabeza. La ayuda de un especialista puede ser vital para salir de un pozo sin fondo en el que no se puede vivir.

Descargar | Power Point

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *