Los traumas del amor


Tal vez parezca contradictorio que algo tan bonito como el amor pueda dejar traumas en algunas personas. Pero es que, siendo realistas, el amor no siempre es bello, es decir, también existen etapas de desgaste emocional, sufrimiento, lágrimas y dolor. Por ello, es importante relativizar aquellas situaciones que pueden herir más como el rechazo, el abandono, la ruptura o la humillacón. De lo contrario, se corre el peligro de cerrar las puertas de los sentimientos de una forma definitiva.

El hecho de que haya gente totalmente convencida de su soltería es excelente porque muestra que el ser humano puede optar por diferentes formas de vida. Pero lo que no es salubable desde un punto de vista emocional es escudarte en la soledad por miedo de que te hagan daño. La realidad es que cualquiera que se expone a amar también se expone a sufrir. Pero de una forma positiva, también se arriesga a ser feliz.

¿Qué hacer con los traumas del amor? Curarlos. Y para ello, puede que se necesite incluso la ayuda de un profesional. Sencillamente, porque hay vivencias que están muy interiorizadas y deben hablarse y poder verse desde otra perspectiva. En una terapia se favorece el autoconocimiento personal. Por otra parte, Jorge Bucay también tiene libros excelentes sobre el amor que pueden serte de gran utilidad para aprender a vivir un poco mejor. Entre sus títulos destacan libros como Cartas para Claudia, o Amarse con los ojos abiertos.

Por otro lado, debes pensar en todo lo positivo que te aportan las vivencias que tienes sobre ti. Por ejemplo, a través del desamor es posible aprender a amar mejor, sencillamente, porque cuando aparezca la persona adecuada podrás valorarle mucho más. Y sentirte agradecido por haberle encontrado en tu camino. Por otro lado, todo el mundo tiene heridas en su corazón y en su alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *