Cómo enfocarte en el presente después de una ruptura

chica-con-mochila
El pasado adquiere un especial protagonismo en la memoria de quien vive una ruptura reciente. El futuro también alcanza una perspectiva particular. Sin embargo, el camino de la recuperación y del cambio pasa por vivir el presente de manera consciente y sincera. ¿Cómo lograr este propósito aunque tus afectos estén condicionados por la nostalgia emocional? En Son Pareja te damos ideas.

Planes de ocio para esta semana

Céntrate en el corto plazo de manera literal, haz de esta semana tu marco de referencia en lo que refiere a la programación de actividades de ocio y tiempo libre. En lugar de posponer actividades para otro momento, lleva tus deseos a la contextualización temporal del ahora. Paseos, cine, deporte, cursos, museos, teatro, juegos en familia, escritura de poemas… ¡Elige tus actividades preferidas y dedícales tiempo!

Utiliza verbos en forma de presente

Por medio del lenguaje influyes en tu realidad actual. Si hablas en pasado, estás llevando tu atención a ese momento de tu recuerdo que deseas superar. Por el contrario, a través de la pronunciación de verbos de acción expresados en primera persona del singular con la fuerza del presente, estás llevando tu intención al instante.

chica-con-sombrero

Evita la pregunta trampa

Existe un interrogante que puede boicotear tu potencial de bienestar en un momento de estas características. La pregunta que comienza con el eterno “¿y sí?”, hace que tu mente entre en un horizonte de suposiciones donde nada es lo que parece porque, en realidad, no puedes jugar a ser adivino del pasado alcanzando certezas. Tu principal verdad es la línea argumental de los acontecimientos tal y como se han producido por sí mismos. No adornes esta secuencia a través de tu imaginación.

¿Cómo enfocarte en el presente después de una ruptura? Recordando que el desamor puede robarte algunas cosas de manera temporal, por ejemplo, las expectativas que habías depositado en esta historia. Sin embargo, tu presente te pertenece siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *