¿Cuál es el perfil psicológico de una persona infiel?

infidelidad
Existen muchas circunstancias personales que pueden derivar en una infidelidad. Sin embargo, mientras que algunas personas cometen una infidelidad puntual, otras repiten este patrón de comportamiento en distintas etapas de la vida.

Reafirmación del atractivo personal

Un infiel habitual es aquel que necesita reafirmar su propio carisma y encanto personal por medio del poder de la seducción, en un contexto afectivo distinto al de una relación estable donde todo resulta más previsible que en el inicio de una nueva historia. De este modo, de esta reafirmación del propio atractivo personal surge una necesidad de alimentar el ego.

Aliciente de la aventura

Las propias condiciones de la infidelidad llevan al infiel a vivir una historia desde la perspectiva de una relación clandestina en donde, por las propias características de la situación, todo resulta más intenso y emocional. La emoción de vivir un amor prohibido, el deseo cumplido y el propio temor a ser descubierto producen un estado emocional que prefieren evitar otras muchas personas por su propio sentido de la prudencia.

creencias

Creencias en torno a la infidelidad

Tal vez no abiertamente, pero una persona que comete infidelidades de un modo habitual, acepta este hecho como lógico en una relación de pareja. Los actos de una persona también tienen mucho que ver con sus creencias, especialmente, cuando se trata de hechos repetidos de forma habitual. En relación con este punto, la persona puede caer en el egoísmo de justificar su propio derecho de ser infiel, sin embargo, es muy posible que no observe este derecho en su pareja.

El infiel quiere volver a sentirse vivo por medio de una historia que le hace sentir de un modo diferente a como se encuentra en su propia relación de pareja. Sin embargo, también valora el apego que le aporta dicha relación estable y segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *