Qué hacer cuando trabajas con tu pareja


Es posible encontrar el amor en cualquier lugar. Muchas parejas se conocen y se enamoran en el entorno laboral. Una situación que al principio del proceso de seducción puede llegar a ser muy romántica y dulce puede tornarse más amarga con el paso de los años y el avance también de la confianza entre ambos. Pasar muchas horas con la pareja a lo largo del día implica que en el horario de trabajo, debes tratarle igual que a cualquier otro compañero.

Es decir, debes ser igual de objetivo ante un conflicto, posicionarte incluso en determinado problema aunque eso implique llevarle la contraria, y por supuesto, evitar llevar los problemas del trabajo fuera de él. Este gesto sueler más habitual todavía en el seno del matrimonio o en aquellas parejas que viven bajo el mismo techo.

Una de las bases que puedes establecer si este es tu caso es precisamente esta: no tratar nunca un problema personal en el trabajo ni llevar un problema laboral a la casa. Mantener cada espacio en su sitio y respetarlo por ambas partes para no destruir una relación que por sí misma seguro que puede ser positiva.

De hecho, trabajar con la pareja también puede ser positivo cuando se tienen las cosas claras en la mente puesto que nada mejor que estar cerca en la oficina que de alguien que sabes que te quiere, que se preocupa por ti y que confía en ti de una forma incondicional. Es decir, conviene intentar que el trabajo no interfiera en una relación personal, por ello, nada mejor que fomentar la comunicación y nada mejor también que cultivar el compañerismo con otros compañeros de oficina. Tener buenas relaciones laborales aporta bienestar interior a cualquier trabajador puesto que es un verdadero regalo poder tener un ambiente humano en el que crecer como profesional cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *