Plantearse volver a tener sexo con un ex


¿Quién no se ha visto en esa situación? Después de un tiempo de adaptación a la nueva situación, volver a quedar con una expareja puede tener un resultado que no esperabas. Si ya llevas la idea de volver a estar con esa persona en la cama, todo irá mucho más deprisa pero, sí que es verdad que el sexo casual es mucho más excitante que el completamente planeado.

Si la ruptura es reconocida por ambas partes como algo positivo y en líneas de comunicación estáis abiertos a lo que pueda pasar, el sexo casual puede ser una gran manera de liberar la tensión sexual sin tener que lidiar con toda la implicación que una relación requiere. La otra persona ya conoce tu cuerpo por lo que os saltaréis el gran paso del aprendizaje. Tu ex es parte de su zona de confort. Puesto que habéis compartido una historia íntima, hay un cierto nivel de comodidad que no se consigue fácilmente.

La emoción de la persecución disminuye significativamente cuando ya se ha estado un tiempo en pareja pero con el tema del “no permitido” todo se puede hacer mucho más atractivo. Saber que dormir con tu ex es algo malo para ti hace que cada palabra y cada movimiento sean mucho más sexys y eróticos.

Muchas personas piensan que esto puede llevar a una reconciliación pero, esto no es del todo verdad. Utilizar el sexo para reavivar lo que hubo antes entre los dos es algo muy arriesgado y puede ser algo contraproducente. Todo el mundo se merece una segunda oportunidad pero hay que tener cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *