El pádel, un deporte que une parejas

sonpareja-padel-en-pareja
Seguro que te suena la historia. Hay parejas que comparten palas de pádel Varlion como quien comparte almohada en la cama. El pádel se ha convertido en uno de los deportes más populares de España, y lo mejor de todo es que no solo triunfa por ser el encargado de reunir a varios amigos, sino que también tiene la capacidad de reforzar el vínculo que une a parejas que quieren practicar deporte y no se conforman con ir a correr, que ya sabemos que no es tan divertido.

La alternativa al gimnasio

Basta con calzarse unas zapatillas Bullpadel y poner los pies en una pista de pádel para darse cuenta de la grandeza de un deporte que cada vez gana más adeptos.

Una de las principales ventajas del pádel tiene que ver con el hecho de que no exige que estés en plena forma para practicarlo. Es verdad que no llegarás a ser el mejor del mundo si no cuidas tu físico, pero también es verdad que hay personas con más de 60 años que lo practican jugando a un buen nivel. Y claro, eso, quieras o no, facilita mucho las cosas a la hora de encontrar tanto pareja como adversarios.

Si tu pareja es tu pareja, valga la redundancia, el pádel puede convertirse en algo más que un deporte. Hay que aceptar las derrotas y disfrutar de las victorias, ya que por encima de todo lo importante es pasarlo bien. Además, en el pádel la comunicación es imprescindible, así que el hecho de ser pareja y llevarse bien puede plasmarse en el juego.

Eso significa que no solo vas a ir a jugar para ponerte en forma, sino que también irás para sentirte bien con tu pareja, para disfrutar practicando deporte. Además, no será como ir al gimnasio, que suele ser bastante más frío porque cada uno va por su cuenta (mientras uno está en la bicicleta, el otro está en la sala de máquinas, por ejemplo). Jugando a pádel estaréis juntos en todo momento durante la hora o la hora y media que dure el partido.

Beneficios del pádel

De entre los beneficios que podemos destacar del pádel, podemos mencionar que elimina el estrés porque desconectamos de todo lo que nos rodea, lo cual es muy importante tras una dura jornada de trabajo. Además, mejoras tanto la coordinación como los reflejos, al tiempo que tonificas tus músculos y practicas ejercicio aeróbico, lo cual es una buena noticia para tu corazón.

¿Qué más hay que destacar del pádel? Que puede convertirse en un buen punto de partida para conseguir todo tipo de metas, ya que puedes empezar por mejorar tu saque o golpear bien de revés, y continuar por otros retos que van más allá del deporte, ya que tu nivel de compromiso se incrementa, algo que también tiene mucho que ver con el hecho de jugar en equipo.

Otro beneficio que no se puede negar es el que tiene que ver con la dosis de diversión. No conozco a nadie que haya ido a jugar a pádel y se haya aburrido. A diferencia de lo que ocurre en otros deportes como el tenis, no es necesario tener cierto nivel para empezara disfrutar. Al pádel pueden jugar personas de todas las edades y no importa si es la primera vez.

Si todavía no te has atrevido a coger una pala, te animo a que lo hagas sin miedo a lo que pueda pasar. Ves con tu pareja y quedad con unos amigos para jugar. Seguro que la experiencia será buena y querréis repetir, ya que es lo que sucede con la mayoría de personas que deciden iniciarse en el mundillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *