Cuatro motivos para expresar tus sentimientos

telefono-movil
Uno de los aprendizajes de inteligencia emocional que puede interiorizar una persona es aprender a expresar sus sentimientos desde la libertad interior sin dejarse condicionar por el orgullo u otras circunstancias. Tu motivación para comprometerte con este aprendizaje puede aumentar cuando observas los beneficios que te aporta esta visión. ¿Cuáles son las razones para abrir el corazón?

Crear vínculos personales

Cuando una persona comparte con poca frecuencia sus sentimientos o lo hace a destiempo, este hecho interfiere en el propio vínculo interpersonal. Por el contrario, cuando muestras cómo te sientes, compartes una información muy importante de ti mismo. Y este gesto de apertura es una expresión de confianza.

Verdad

Una persona puede mostrar una realidad a nivel externo aunque a nivel interno esté sintiendo algo diferente. Sin embargo, esta contradicción no es positiva para uno mismo si esta distancia entre el plano exterior y el estado de ánimo es habitual. La autenticidad mejora la calidad de los vínculos afectivos y, también, aporta tranquilidad.

Presente

¿Qué ocurre cuando compartes una información valiosa en un futuro lejano de aquel presente en el que te sentiste de determinada forma? En muchos casos, esa información pierde valor. En algunos casos, puede suponer la pérdida de una oportunidad. Imagina el ejemplo de aquella persona que duda sobre el hecho de tomar la iniciativa para declarar sus sentimientos de amor, sin embargo, finalmente no lo hace. La vida fluye en el presente. Y tus sentimientos también forman parte de tu presente.

taza-con-mensaje-personalizado

Oportunidad

Al expresar tus sentimientos también te das la oportunidad de compartir esta experiencia con tu interlocutor. Puedes dialogar en torno a esta información, así como el otro protagonista también puede compartir su visión sobre el tema que te hace sentir de ese modo. Muchas relaciones llegan a su fin por no dar espacio a expresar los sentimientos de forma sincera porque entonces ganan protagonismo las suposiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *