Beneficios de la soledad elegida


La soledad puede tener un aspecto totalmente distinto de acuerdo a si esa situación responde a una decisión personal o si se trata de un sentimiento impuesto por las circunstancias de la vida. La felicidad que experimenta un soltero que ha elegido esta opción de un modo consciente es muy diferente a la frustración que puede experimentar en ciertos momentos aquel que no ha encontrado pareja a pesar de que le hubiese gustado conocer a una persona especial. La soledad elegida es una conquista personal que parte de una buena relación con uno mismo. ¿Cuáles son los beneficios que produce este tipo de soledad?

Libertad interior

Aquel que vive su vida de acuerdo a su propio criterio interior experimenta una elevada sensación de libertad. Por el contrario, quien siente que su soledad es impuesta por las condiciones externas, experimenta el dolor de una realidad que no le agrada.

Una compañía agradable

La calidad de tiempo de una persona que disfruta con su soledad elegida es muy alta puesto que quien tiene un alto grado de autoestima organiza su agenda de acuerdo a su orden de prioridades. De este modo, el silencio de la soledad lejos de convertirse en incómodo, es totalmente motivador.

Soledad no es estar solo

Aquel que experimenta la soledad elegida es consciente de que no está solo. Se tiene a sí mismo pero además, también comparte su vida con otras personas con las que establece relaciones de calidad. Lo cierto es que para poder establecer relaciones constructivas sanas, previamente, es muy importante estar bien con uno mismo.

Conviene puntualizar que en algunos casos, alcanzar este grado de bienestar interior a partir de la soledad requiere de un aprendizaje necesario por parte de quel que a partir de esta circunstancia, pone en práctica su crecimiento personal en lugar de la autocompasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *