Aprende a estar solo antes de convivir en pareja


La soledad también es una buena escuela de aprendizaje en relación con el amor. Por eso, el gran reto personal es disfrutar de la propia compañía antes de aprender a estar en pareja. Existen personas que se dejan arrastrar por la presión social que asocia la idea de la felicidad con el concepto de estar en pareja. Sin embargo, la soltería cada vez es una opción más extendida. ¿Cómo aprovechar la soledad de una forma positiva antes de estar en pareja?

Conócete a ti mismo

Es muy importante no asociar la soltería con la ausencia de algo. En toda opción sentimental siempre existen ventajas e inconvenientes. Por tanto, es muy importante que te centres siempre en todo lo bueno que tienes actualmente. Gracias a los momentos de soledad, puedes conocer mejor cuáles son tus gustos y cuál es tu modelo de vida ideal. Pero de una forma más profunda también puedes reflexionar sobre cuál es tu modelo de persona ideal.

Analiza tu experiencia para concretar. Puedes elaborar una lista con las virtudes principales que te gustaría que tuviera tu pareja. No se trata de esperar que las tenga todas sino de clarificar qué es lo que buscas (con el objetivo de no perder el tiempo en historias que no se ajustan a tus expectativas).

Sin discusiones de pareja

Es verdad que la soltería es sinónimo de ausencia de discusiones de pareja, sin embargo, desde otro punto de vista, cualquier persona tiene luchas internas, sentimientos contradictorios y miedos que debe aprender a manejar. Una forma efectiva de minimizar este tipo de contradicciones es a través de la escritura.

El riesgo de encerrarte en ti mismo en una etapa de soltería no es positivo. Por tanto, cultiva tus relaciones sociales, disfruta de los espacios de amistad, organiza planes de grupo y anímate a conocer gente nueva. Aprende a estar solo pero siempre en compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *