Amar no implica sufrir


Algunas personas relacionan al amor con el sufrimiento. Casi siempre esto se debe a las experiencias pasadas que tuvieron en este campo o bien a ejemplos de vida que vieron cuando eran jóvenes entre personas cercanas a sus vidas, como por ejemplo unos padres separados. Es normal tener este sentimiento, pero lo que no es normal es seguir pensando que la conclusión de amor es el sufrimiento.

Las relaciones llamadas enfermizas por lo general traen este tipo de sentimiento de dolor. Muchas veces se desarrollan con tanta rapidez, con tanta inmadurez y con tanta fuerza que cuesta hasta años entender que estamos metidos en una situación en la que lo único que experimentamos día a día es dolor y angustia. El extrañar a la persona que quieres y que ya no esta, no aceptar que una relación se terminó y seguir con esa sensación que nos hace daño y no nos deja vivir en paz puede hacer que nos cueste más de lo normal salir de una situación que no debería haberse complicado tanto.

El sentir que amas apasionadamente a una persona para muchos médicos se puede comparar con una adicción a las drogas, en donde necesitas de esa persona para vivir. Sientes que sin esa persona el mundo no tiene sentido, que buscas una forma rápida para sanar lo que sientes, la obsesión y la intolerancia se hacen parte de tu vida.

Estos síntomas más el buscar un encuentro que no resulta casual son verdaderamente dolorosos. La realidad no es un amor correspondido y esto puede producir hasta trastornos psicológicos por lo que es mejor buscar la ayuda de un profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *