Tu presente no determina tu futuro sentimental


Debes vivir el presente pero con gran convicción y firmeza en que tu futuro puede ser mejor todavía. No vivas con la angustia de sentir que el mañana puede ser peor que el hoy. Lo cierto es que existen personas que viven la mejor etapa de su vida a partir de la jubilación. También existen casos de personas que se casan a los cincuenta años después de acumular un buen número de decepciones en su corazón. La media naranja llega cuando menos lo esperas, por tanto, tienes todo un futuro para resolver la incógnita de quién será la persona elegida. Pero no tengas miedo de quedarte solo porque entonces, sentirás la angustia de la tristeza y el pánico.

Pasado, presente y futuro se suceden de una forma lógica en la línea de la vida pero también, en la línea curva del amor. Una línea en la que hay momentos dulces, amargos, eternos, breves, únicos, irrepetibles… y otros, que también te gustaría poder borrar.

Tu presente es la gran oportunidad que tienes a la hora de corregir los errores del pasado, cambiar actitudes, evitar situaciones que no te gustaría volver a repetir… Por tanto, ahora es el momento de tomar conciencia de cómo te gustaría que fuese tu vida para poder lograr tu objetivo de amar en libertad. Visualiza ese mañana que de verdad deseas. Y a partir de allí, trabaja cada día por conseguirlo. Asumiendo que encontrar pareja no es algo que depende exclusivamente de ti, sino también de la reciprocidad ajena.

Por tanto, nadie debe obsesionarse con este tema. Al contrario, debes empezar a trabajar tu autoestima para sentirte bien contigo mismo más allá de tener o no una pareja tu lado. Tu presente no determina tu futuro sentimental, siempre que pones en práctica la superación personal. Mucha suerte y disfruta del amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *