Trucos de seducción


En ocasiones, cuando una persona quiere seducir a otra, comete el error que querer ser perfecta pensando solo en gustar al otro (cuando lo verdaderamente importante es gustarte a ti mismo). En ocasiones, en medio del exceso de expectativas, el miedo al rechazo, el bloqueo que produce el enamoramiento y los nervios de este periodo, lo verdaderamente difícil es ser uno mismo al cien por cien. Ser natural, es el reto de seducción más importante que cualquier persona puede afrontar.

Cómo ser natural

Cuando una persona quiere seducir a otra con frecuencia se crea unas expectativas de futuro en su mente que de momento no son coherentes con la realidad. Cuando te centras de verdad en disfrutar de esta historia y actuar de una forma en la que tú te sientes cómodo, entonces, también te liberas de mucha presión porque conectas con el ahora. Y al centrarte en el ahora, también relativizas la situación y la pones en su contexto.

¿Cómo actuarías con otra persona?

Existen personas que tardan mucho tiempo en pedir una cita a otra persona porque sienten miedo al hacerlo. En ese caso, para ganar mayor objetividad respecto de la situación y más distancia, puedes realizar el ejercicio de imaginar cómo darías ese paso con otra persona o cómo diste ese paso con alguien en el pasado. Cuando visualices la situación, te resultará más fácil emular los pasos.

Muestra tu encanto personal

La naturalidad y tu encanto personal son dos cosas que deben ir de la mano. En ese caso, no se trata solo de ser simpático y espontáneo con la persona que te gusta sino también, con tu entorno en general. Te muestras a ti mismo en todas tus acciones. Por ejemplo, si dos personas forman parte de un mismo grupo de amigos, cada uno observará actitudes del otro con los demás. Y dichas actitudes pueden hacer que una persona tenga más o menos carisma.

1 comentario

  1. el seductor por naturaleza es un perfecto creativo con sus cinco sentidos siempre calculando con pasion y suavemente usando sus cinco sentido a la perfeccion naturalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *