Tres razones para cortar el contacto con tu ex

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La ruptura definitiva en una relación de pareja no se produce en el instante oficial en el que se formaliza la decisión de romper sino cuando cada uno, asimila lo que ha ocurrido, pasa página y se centra en su nueva etapa. Muchas parejas retrasan este momento ante la idea de “podemos ser amigos”. Una idea que suele funcionar a muy pocas parejas durante las semanas posteriores a la ruptura. Existen tres razones por las que puedes cortar todo el contacto con tu ex y reducirlo a cero. ¿Cuáles son estos motivos?

Para concentrarte en ti

Si después de una ruptura de pareja sigues manteniendo el contacto con tu ex, te impides centrarte en ti mismo, en cuáles son tus necesidades ahora, cómo te estás sintiendo, qué balance haces de la historia y que te gustaría hacer a partir de ahora para llenar tu agenda con nuevas ilusiones.

Ya no es tu pareja

Uno de los motivos más objetivos para cortar a cero el contacto con tu ex es que esta persona ya no es tu pareja, por tanto, ya no es tu confidente y a quien le cuentas tus mayores motivos de alegría o sufrimiento. Puede que con el tiempo te sientas preparado para ser amigo de tu ex, pero lo más probable es que a nivel interno, no sea así en un primer momento. A veces, cuando las parejas se marcan el propósito de ser amigas después de la ruptura, no son sinceras consigo mismas y este deseo de amistad esconde en realidad, el deseo de reconquistar al otro.

Para pasar página

Las acciones que tomas después de una ruptura de pareja pueden ayudarte a hacerte fuerte. En muchos casos, el contacto con la expareja produce fragilidad emocional como consecuencia de la añoranza. Por el contrario, romper la comunicación puede ayudarte a tomar conciencia de tu verdadero valor ajeno a cualquier tipo de dependencia.

1 comentario

  1. He encontrado gran fortaleza al abstenerme de llamar a ex parejas. Mis amigas dicen que llaman para saber como están. Muchos piensan que les llaman porque todavía les importa. El caso es que estoy complemente de acuerdo con el artículo. Rompemos y ya! Luego lo vamos superando, mejor si no hay contacto. Enfocarnos en una actividad nos aligera la carga de tristeza que queda (tejer, bordar, cultivar el jardín o plantas de interior, leer, ir al cine, un curso gratuito, pintar), cualquiera que esta sea!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *