Tipos de besos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los científicos han comprobado que al besar pones en movimiento alrededor de 30 músculos de la cara, liberas una cantidad considerable de hormonas y aumentas tu ritmo cardiaco. Teniendo presente estos beneficios sólo te queda ponerte “manos a la obra”. Ante la enorme variedad de besos existentes, tienes para elegir…

El beso simple: Cuando únicamente se apoyan los labios de uno contra los del otro.

El beso succionador: Para practicarlo, la mujer tiene que tomar entre sus labios, el labio inferior de su pareja para introducirlo en su boca, mientras que él ejerce un movimiento de succión.

El beso francés: Consiste en que la mujer toque con su lengua los labios del hombre para luego introducirla en la boca de su pareja y viceversa.

El beso palpitante: Cuando uno de los dos deposita sobre los labios miles de besos muy pequeños recorriendo toda la boca y las comisuras.

El beso para encender la llama: Es el beso en las comisuras de los labios que suele darse en medio de la noche para encender el amor.

El beso para distraer: El beso ideal para cuando él está viendo un partido en la tele y quieres llamar su atención con tus besos. Recuerda que no todos los besos tienen que ser en la boca. Según el Kamasutra, otros lugares recomendados para iniciar la batalla son: la frente, los ojos, las mejillas, la garganta, el pecho, los pezones, la zona interior de la boca, la raíz del cabello, la nuca y el cuello junto a la clavícula.

El beso que demuestra: Suelen darse por la noche y en lugares públicos. Uno de los dos se acerca al otro y le besa suavemente en la mano o el cuello.

El beso del recuerdo: Se da cuando los amantes están descansando con la pasión satisfecha y uno de ellos deposita su cabeza sobre el muslo del otro y la deja caer, como si tuviera sueño, besándole en el muslo o en el dedo gordo del pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *