Rechazar un beso


Existe una situación posible en el proceso de conquista y es la que surge cuando uno de los dos toma la iniciativa de dar un beso y el otro, lo rechaza. En ese momento, la situación entre los dos cambia de forma radical porque se abre paso a una nueva realidad. Quien ha rechazado un beso se ha sentido incómodo haciéndolo. Pero la parte más dura la vive aquel que se ha sentido herido al sentir el vacío del otro.

A nivel emocional, un beso rechazado produce una sensación de caos mental, contradicciones internas y dudas. Cuando una persona se anima a tomar la iniciativa de besar a otra es porque ha visto algún indicio que le hacía pensar que podía ser correspondida. Sin embargo, se da cuenta que la actitud del otro contradice su hipótesis y siente que ha quedado en evidencia.

Cómo afrontar la situación con naturalidad

Con frecuencia, cuando las personas se ven inmersas en este tipo de situaciones tienden a dramatizar la situación y exageran los hechos. Esto no ayuda nada ya que en realidad, conviene quitar peso a la historia entendiendo que son cosas que pasan. Aquel que tomar la iniciativa debería sentirse satisfecho consigo mismo por haber tenido la valentía de arriesgar y salir de dudas sobre lo que quiere el otro. Existen historias llenas de dudas que pueden prolongarse durante mucho tiempo si uno no hace nada por saber la verdad.

Tras una situación de este tipo, conviene aparcar el tema durante unos días para asimilar la información y aceptar lo que ha pasado. Una vez que pase un periodo de tiempo, la relación entre las dos personas puede orientarse hacia el terreno de la amistad. Pero antes es importante afrontar una conversación pendiente para no dejar ningún tipo de duda en aquel que estaba ilusionado.

Consejos para quien rechaza un beso

La persona que rechaza un beso también se siente incómoda por haber herido los sentimientos del otro. En ese caso, es importante ser sincero y no adornar la realidad generando al otro falsas esperanzas. Dile tu mensaje de forma clara y sin dar rodeos para evitar confusiones. Si das muchos rodeos te muestras inseguro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *