Qué puedes hacer si no eres feliz en tu relación

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La infelicidad en la relación de pareja no debe de significar necesariamente que la mejor solución ante esa insatisfacción emocional sea la ruptura. Conviene analizar la situación. Generalmente, lo que sí es positivo hacer cuando una persona no es feliz en su relación es realizar cambios y modificaciones en la rutina, en el modo de hacer las cosas y en el plano de la comunicación. ¿Por qué son tan importantes estos pequeños cambios? Porque permiten obtener resultados diferentes. ¿Qué otras cosas puedes hacer cuando no eres feliz en tu relación?

Reflexiona sobre las causas y posibles soluciones

Antes de encontrar una lista de posibles soluciones, previamente, debes concretar las causas de tu malestar. Para reflexionar sobre la causa, también es aconsejable ser crítico con la pareja pero también, con uno mismo (las responsabilidades suelen ser compartidas en un porcentaje bastante equitativo).

Si no eres feliz en tu relación de pareja, es recomendable que evites no responsabilizar plenamente a tu pareja de todo lo que ha sucedido. La colaboración es la mejor actitud para mejorar el amor.

Para mejorar la relación de pareja también es recomendable mantener la intimidad de la relación, compartiendo la situación, únicamente, con personas de confianza que sean discretas. Puede ser positivo que cada uno pueda hablar de cómo se siente con un amigo de su confianza (que al ser ajeno al conflicto observa la realidad con mayor objetividad).

Confía en tu relación

Para apostar por una historia de amor, más allá de las dificultades, también es aconsejable tener confianza en la pareja y en la propia historia. Valorar el camino realizado en común y la capacidad de ambos por superar los conflictos con paciencia y respeto mutuo.

Muchas parejas deciden hacer una terapia para darse una última oportunidad. Esta iniciativa es muy positiva pero conviene puntualizar que en ocasiones, ya es muy tarde y el vínculo está roto. Acudir a terapia de pareja antes de lo que suele hacerse habitualmente, puede ser un paso importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *