Prevenir embarazos no deseados y enfermedades: los condones

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Si deseáis evitar un embarazo y la infección por enfermedades de transmisión sexual (ETS), entonces los condone son la mejor solución. Pero, ¿cómo elegir un condón? ¿No existe un solo modelo de condón? En realidad, existen diferentes tipos, hechos de todo tipo de materiales. Hoy te hablamos sobre los diferentes tipos de condones que podéis encontrar en el mercado. Empecemos por los condones para hombres.

Están generalmente hechos de látex o poliuretano. Previenen el embarazo y enfermedades de transmisión sexual mediante el bloqueo de la liberación de los espermatozoides y el semen en la vagina. No son caros y se pueden comprar en cajas en diferentes lugares como por ejemplo supermercados o farmacias. No es necesaria receta médica. Se venden con y sin lubricante. Tienen entre un 84-98% de efectividad, cuando se usan correctamente.

Solo se pueden utilizar una vez y después se deben tirar. Algunas personas no pueden usar condones de látex, ya que pueden ser alérgicos. Los condones pueden romperse, lo que podría producir un embarazo o la transmisión de una enfermedad. Los condones de poliuretano son más propensos a la rotura que los condones de látex. Los condones pueden deteriorarse con el paso del tiempo y unas malas condiciones de temperatura, tales como el calor excesivo.

Los condones para mujeres están hechos de poliuretano. Son una especie de saco largo que se adentra en la vagina antes del coito, con un anillo en el extremo que queda fuera del cuerpo. Previenen el embarazo y las enfermedades mediante el bloqueo de la liberación de los espermatozoides y el semen en la vagina. Tienen entre un 79-95% de efectividad cuando se usa correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *