¿Por qué enamorarse es un acto de valentía?

imagen-de-boda
En torno al amor pueden producirse tantas sensaciones vinculadas con el temor que el simple hecho de abrir el corazón es un gesto de valentía: miedo al rechazo, temor a ser vulnerable o pánico de volver a pasar por alguna experiencia negativa del pasado. De todo ello podemos deducir que enamorarse es un acto de valientes: ¿por qué motivo?

Actúas más allá del temor

Por ejemplo, cuando una persona declara sus sentimientos a otra está abriendo su corazón a pesar de la tristeza que le produce la idea de que la otra persona no sienta lo mismo. También se enmarca en este ejemplo el caso de aquella persona que no trae al presente las decepciones pasadas porque quiere darse una nueva oportunidad de sentir.

Ya lo dijo Platón

Una afirmación tiene más valor cuando está reforzada por una voz de autoridad. El filósofo griego ya observó la vinculación entre la valentía y el amor: “No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe”. El amor hace que el enamorado desee ser su mejor versión. El enamoramiento, cuando es verdadero, imprime una fuerza interior en el ánimo de quien afronta sus temores y actúa a pesar de ellos. Es decir, la valentía no excluye el miedo que puede producir el efecto contrario.

pareja-de-picnic

El amor es un acto de fe

Conviene poner mente y corazón a esta experiencia sentimental, sin embargo, más allá de los criterios racionales y de la lógica, en el amor también existe la fe que nace de la confianza. Por ejemplo, cuando dos personas se hacen una promesa de futuro confían en que el otro cumplirá su palabra porque lo que afirma es cierto.

Por tanto, cuando una persona se enamora y abre su corazón, está haciendo un acto de valentía valioso en sí mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *