Padres adolescentes


Se considera embarazo adolescente al que tiene lugar en mujeres menores de 18 años generalmente por no utilizar métodos anticonceptivos, y en la mayoría de los casos es involuntario.

Tener un bebé en esta etapa de la vida es mucho más complejo para las madres o parejas tan jóvenes pues las metas que se han propuesto en su vida como acabar sus estudios, conseguir un buen trabajo o casarse cuando sean más adultos, son más difícil de alcanzar.

Esta situación suele ser también muy complicada para el padre adolescente. Por lo general abandonan sus estudios y entran al mercado laboral antes de lo previsto para mantener a su hijo. En definitiva, se deben enfrentar desde muy jóvenes a responsabilidades de adultos.

En cualquier caso estas jóvenes parejas ante la perspectiva de embarazo, suelen tomar decisiones difíciles, como:
• Vivir juntos o casarse y criar a su bebé. El problema entre otros es el de encontrar un buen empleo para mantenerlo. En muchos casos los abuelos ayudan a los jóvenes padres en ésta ardua tarea.
• Continuar con el embarazo y dar al bebé adopción una vez que nazca. Puede ser una buena opción si no se está preparado para asumir la responsabilidad que supone tener un hijo, pero se debe estar muy seguro; de lo contrario podría marcar para toda la vida.
Abortar. Es un tema muy delicado porque además de causar complicaciones físicas, puede acarrear secuelas emocionales importantes.

En cualquier caso una vez que ya existe el embarazo, es importante que la joven cuente con el apoyo de su pareja y familia, para buscar la mejor manera de que tanto el bebé como la madre o padres salgan beneficiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *