Motivos para no ser infiel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La infidelidad muestra la tentación que surge del deseo en aquel que a pesar de estar en pareja, no se conforma solo con esa relación. Es decir, detrás de la infidelidad también existe un impulso egoísta. Existen muchas razones por las que merece la pena ser fiel y leal en una relación.

Motivos para ser fiel

En primer lugar, te sientes mucho mejor contigo mismo al no tener que hacer frente a los remordimientos de conciencia que suele sufrir el infiel tras caer en la tentación. Es muy agradable poder mirar a los ojos de tu pareja sin sentir el peso que produce la culpa de haberle traicionado de esa forma.

La infidelidad crea una fisura en la relación y una barrera tanto en el caso de que se confiese como en caso de que quede en silencio. Porque siempre hay una de las partes que es consciente de lo que ha sucedido. Es mejor vivir tu realidad de pareja que perder el tiempo fantaseando con otra historia diferente.

Mantener una relación paralela es agotador además de muy estresante porque el infiel siempre tiene el nudo en la garganta de ser descubierto. Este tipo de historias siempre acaban mal porque siempre hay alguien que acaba sufriendo mucho.

La fidelidad es uno de los valores más importantes en una pareja estable y con futuro. Eso no significa que ser fiel sea sencillo sino que debe primar el amor y el respeto al otro por encima de todo. Y también, el respeto a uno mismo. Cuando los valores de una persona son fuertes y firmes, entonces, también es más libre para decidir y elegir aquello que quiere y que no quiere hacer.

Consecuencias de la infidelidad

La infidelidad produce una gran decepción en aquel que se siente engañado y poco querido por su pareja. Una infidelidad puede suponer la ruptura automática y definitiva de una pareja puesto que se rompe la confianza. Existen casos en los que la pareja sigue adelante tras una infidelidad, pero en este tipo de casos, el precio que se paga también es muy alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *