Mantener una relación a distancia


Por circunstancias puede pasar que tengas que estar separado de tu pareja durante un largo periodo de tiempo y no puedas compartir el día a día junto a ella. Sin embargo, eso no quiere decir que sea imposible mantener la relación a pesar de las dificultades de estar distanciados. Te damos algunos consejos para que las relaciones a distancia no apaguen la llama del amor.

Convicción. Recuerda en todo momento que este vínculo que os une no tiene que romperse por vivir separado de tu pareja circunstancialmente. El amor va mucho más allá y los proyectos conjuntos todavía pueden cumplirse.

Comunicación. La principal causa del desamor en una pareja es la falta de comunicación. La clave estará en sobrellevar la distancia, manteniéndose comunicados de forma permanente. Puedes hablar por teléfono, enviar un correo electrónico o verse a través de una webcam. No es lo mismo que el contacto personal, pero estos medios te ayudarán mucho a seguir alimentando la relación y el deseo de estar juntos.

Confianza mutua. La base para que una pareja funcione es la confianza mutua, sin eso no tiene sentido que una pareja siga junta. Entonces cuando además la separan grandes distancias, el amor se puede terminar. Confía en su palabra. Seguramente no se marche por placer, sino por necesidad o trabajo.

Sinceridad y reflexión. Es probable que la distancia conlleve momentos difíciles, bajones de moral que pueden abrir ciertas dudas. Por ello, es importante que puedas reflexionar respecto de la relación y comunicarle a tu pareja cómo te sientes. Siempre apuesta por la máxima sinceridad, solamente juntos podréis expresar y buscar lo que os falta para sentirse mejor y superar la relación a distancia.

Compartir toda la vida. Crear un proyecto de vida común es fundamental para toda pareja. Es cierto que de momento, no es posible convivir juntos, pero cualquier cosa que puedas compartir con tu pareja mucho mejor. Procura contarle absolutamente todo, hasta lo más insignificante, tanto tus miedos como tus logros o alegrías.

Reunirse cada vez que sea posible. Será el momento más esperado. Será crucial que, tanto tú como tu pareja, podáis mantener vivo el deseo de verse, a pesar de la distancia que los separa. Si tienes tiempo, no dudes en encontrar un momento para viajar o para recibir a tu pareja. Si bien el desplazamiento puede ser costoso, la compañía tiene su recompensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *