4 desventajas de la distancia al inicio de la relación

hombre-ante-el-lago
La situación de una relación a distancia adquiere matices distintos en función del momento que atraviesa la pareja. ¿Cuáles son las desventajas de la distancia cuando te encuentras al inicio del noviazgo?

Las circunstancias pueden jugar en contra

Es cierto que el entorno exterior no determina el estado de ánimo interno, sin embargo, las circunstancias influyen de manera significativa, especialmente, cuando los kilómetros no permiten el reencuentro frecuente cada fin de semana. Cuando una persona tiene la perspectiva del inicio de un nuevo amor, y se siente condicionada por este límite geográfico, puede desmotivarse por este inconveniente.

Echar de menos

Puedes añorar la experiencia de vivir un noviazgo marcado por las citas típicas de los inicios. Por el contrario, puedes sentir cómo pesa en tu ánimo el valor de la ausencia y la añoranza. Echar de menos a alguien a quien todavía no conoces tanto en realidad es contradictorio. Como el sentimiento todavía no es fuerte, es posible que la persona no quiera continuar con esta situación.

Proyección de futuro

El inicio de una historia de amor no es definitivo en el transcurso de los acontecimientos, sin embargo, sí es significativo. Es en este primer momento cuando los enamorados consolidan las bases de una historia que puede prosperar o no. Sin embargo, la distancia condiciona las propias posibilidades de conocimiento objetivo.

beso

No sabes cómo sería la relación en la misma ciudad

En las relaciones estables condicionadas por la distancia existe la meta común de establecer la residencia en un mismo punto del mapa en el futuro. Sin embargo, cuando la distancia ha formado parte de la costumbre del amor desde el inicio de la relación, entonces, existe un límite evidente: no sabes cómo sería vuestra rutina si no mediasen kilómetros.

En esos casos, la idea de romper la rutina significa ir más allá de los planes intensos de cada viaje en común para experimentar un plan tan cotidiano como pasar el día en casa. Es decir, en las relaciones a distancia se echa de menos aquello que otras parejas comparten cuando viven en la misma ciudad.

Sin embargo, la fórmula del amor no se mide en kilómetros, sino en esperanza y compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *