La oposición entre mente y realidad


El amor está marcado por muchas dualidades y contrastes que al menos, aportan una gran riqueza vivencial a este sentimiento. Así sucede cuando una persona se niega a aceptar la realidad de los acontecimientos y ante la indiferencia, puede llegar a creer que existe una causa de interés real por la que el otro se muestra distante. Tal vez pueden existir momentos en los que los hechos no significan lo que parecen en realidad, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones es así. Es decir, no se necesita más sabiduría a la hora de vivir que la de aprender a analizar las palabras del otro y su lenguaje corporal.

Es decir, mientras que la realidad plantea sus propios límites, lo cierto es que la mente es capaz de ir contra cualquier obstáculo, sencillamente, porque en la imaginación, las cosas son como tú quieres que sean. De ahí surge la frustración al descubrir que nadie puede controlar la voluntad ajena ni influir en ella cuando hablamos de amor de pareja. De hecho, todo lo contrario, en caso de que llegues a agobiar a alguien lo único que puedes lograr es que se aleje.

Sin duda, cuando tienes un sueño que es perfecto te despiertas esa mañana con un sabor dulce que te ayuda a vivir mejor. ¿Hay sueños que se cumplen? A veces, así sucede, sin embargo, en la mayoría de las ocasiones, un sueño no es más que una ficción del inconsciente que puede llegar a ser la muertra de un anhelo.

Muchas personas utilizan la creatividad del amor para crear arte, es decir, para componer historias y relatos con los que poder soñar y vivir un mundo ideal. Otras componen canciones. En cualquier caso, es importante que aprendas a vivir la realidad del amor porque así vivirás de verdad y no te quedarás en una ficción ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *