La duración del amor


¿Qué pasó con el amor que se suponía iba a durar para siempre? En el mundo actual, el amor solo consigue sobrevivir en una novela de 300 páginas, porque en el mundo real apenas nos queda tiempo para desgastarlo. Existen celebraciones como la de San Valentín que promueven el amor eterno pero, también existen personas que detestan la idea de quedarse con una sola persona para el resto de su vida.

Estas personas puede etiquetar rápidamente a su pareja como ‘aburrida’ y ‘molesta’. La duración del amor es algo incierto. Hasta historias como las de Romeo y Julieta no nos dejan olvidar que todo puede tener un periodo de tiempo que igual que empezó puede terminar. En el mundo actual, escuchar la palabra amor, no es algo tan impactante como antaño.

Simplemente, muchas veces nos limitamos a buscar a una persona con la que compartir parte de nuestra vida sin esperar que eso vaya a durar el resto de nuestros días. Mucha culpa de la terminación del amor la tiene la denominada “chispa”. Es ese momento en el que sentimos algo especial por una persona. Cuando esa chispa se apaga, la relación se termina sin un porque en concreto. Las relaciones deben ser constantemente alimentadas y cuidadas.

Los problemas tienen que ser trabajados. Para que el amor dure, ambas partes deben esforzarse. Implícate en la relación para luego no tener que lamentarte. Aunque los años pasen, el amor no tiene por qué desaparecer, aunque hoy en día, muy pocas cosas no tienen fecha de caducidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *