Dile que le quieres


Existen momentos en el amor en los que ya no te queda más remedio que exteriorizar lo que sientes para poder avanzar, es decir, para poder cerrar ese capítulo y obtener una respuesta definitiva por parte del otro. Ya sea afirmativa o negativa. Pero la realidad es que cuando llevas mucho tiempo para que el otro dé el paso, es mejor que te animes a hacerlo tú, simplemente, por no quedarte con la duda eternamente de qué hubiese pasado en caso de arriesgar.

Es decir, no se trata de decir te quiero porque esperas que el otro te dirá lo mismo. Se trata de ser honesto con uno mismo, afrontar los sentimientos y el miedo que produce el rechazo porque sólo así, con valentía, podrás conquistar tu destino y descubrir el verdadero amor cuando llegue el momento. Te aseguro que sentirás una satisfacción enorme por haber tenido la valentía de dar un paso así y esa satisfacción, te ayudará a estar bien contigo mismo. Además, habrás obtenido un gran aprendizaje vital.

Existe una película que muestra de una forma gráfica la importancia de decir te quiero para poder avanzar y no quedarte con la duda. Se trata de La boda de mi mejor amigo en la que Julia Roberts afronta con elegancia el hecho de que el gran amor de su vida se case con otra. Pero eso sí, ella tiene la valentía de luchar hasta el final y de poner todo de su parte. En el momento en que pones todo de tu parte a la hora de conquistar a una persona o de luchar por una historia entonces, no te queda ninguna duda de que obraste de una forma correcta.

En caso de que el otro te diga que sí, sentirás una gran alegría. En caso de que te diga que no siente lo mismo, deberás afrontar un periodo de desamor pero por lo menos, podrás dejar de estar enganchado en la misma historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *