Despedirte de un amor o de un amigo causa tristeza


Las despedidas en la vida producen tristeza en todos los ámbitos: en el familiar, en el sentimental y en el amistoso. Hay despedidas en el amor que no implican una ruptura. Por ejemplo, algunas parejas se tienen que separar un tiempo por motivos laborales o de estudios. Así sucede, en el caso de un joven licenciado que se aleja de los suyos cuando hace una estancia en una universidad extranjera.

Despedirte es difícil pero lo más importante es saber que cuando el cariño es verdadero y real por ambas partes, no tienes que preocuparte ya que seguirás manteniendo el contacto con la otra persona. Hoy día, además, gracias al avance de las nuevas tecnologías es posible fomentar la relación de una forma muy positiva y saludable incluso cuando estás a kilómetros de distancia.

Existe una realidad evidente que no vamos a negar. Y es que no hay nada como el trato personal. Como el hecho de poder estar hablando con alguien a quien miras a los ojos y puedes observar también su lenguaje corporal. Sin embargo, más allá de la tristeza que produce una despedida, lo más bonito es pensar que tuviste la suerte de conocer a un buen amigo con quien poder compartir planes, conversaciones, alegrías y tristezas. En el caso de una despedida en una pareja, es importante sentir que ese distanciamiento es temporal y que pronto habrá un reencuentro.

No todas las personas son igual de conscientes de lo que implica mantener el contacto con otra persona y cuidar la relación. Más allá de las decepciones que hayas podido tener en tu vida, merece la pena que sigas confiando y dando oportunidades a quienes te importantan de verdad aunque ni si quiera haga mucho tiempo que les conoces. Dales la oportunidad de que te sorprendan y te muestren su cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *