3 errores frecuentes al final de una relación

mujer-de-ojos-verdes
Las despedidas producen una sensación de incomodidad cuando describen el contraste con la ilusión del inicio de una historia. ¿Cuáles son los errores frecuentes al final de una relación?

No aceptar el final de la relación

La aceptación de la realidad, más allá de cualquier tipo de expectativa idealizada, marca la dirección en el plano de la acción. El miedo al cambio puede producir una forma de resistencia por parte de quien sigue permaneciendo en una situación que no le hace feliz.

No aceptar el final es una forma de prolongar el sufrimiento, el enfado y la distancia entre los dos.

Observar solo lo negativo o lo positivo de la historia

La ruptura es un síntoma evidente de que no todos los momentos de esta historia de amor han sido plenamente felices. Pero este desencanto no remite de manera general a todos los instantes de este amor, aunque en el balance de este momento no puedas evitar poner más atención a esos detalles. Recordar lo positivo también es un síntoma de gratitud.

Pero también es un error recordar únicamente lo positivo si esta forma de idealización lleva al protagonista a seguir centrado en un posible reencuentro. Una persona puede tener una mirada distorsionada ante la realidad tanto al centrarse solo en aquello que no cumplió sus expectativas como al magnificar el brillo de los instantes felices.

chica-de-cabello-rubio

Falta de introspección en la despedida

Una persona puede centrarse en las circunstancias externas o en responsabilizar al otro de ese desenlace. El final de una historia de amor implica a ambos protagonistas no solo en el final definitivo, sino también en la etapa previa.

El autoconocimiento te permite extraer conclusiones que tienen que ver contigo mismo, con cómo te has sentido, con aquello que podrías haber hecho de otro modo y con la sinceridad de estar a tu lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *