Cubrir las carencias afectivas en una relación


¿Cómo cubrir las carencias afectivas en una relación? Las carencias afectivas muchas veces, se arrastran desde la infancia. Son vacíos emocionales que existen, por ejemplo, falta de autoestima. Por ello, incluso en el caso de no estar causados por tener una relación de amor insatisfactoria, pueden afectar a la pareja. Las carencias afectivas que se arrastran desde antes de iniciar un noviazgo también tienen mucho peso en el contexto global del amor. Esta es una de las razones por las que siempre se recuerda que para estar bien en pareja, previamente, tienes que cuidar de ti mismo, quererte y considerarte digno de amor. Las carencias afectivas causan sufrimiento porque la persona no se siente tan bien como podría junto a la pareja. ¿Qué hacer para que puedan ser cubiertas y resolver el conflicto emocional?

En primer lugar, expresarlas. Si nunca le dices a tu pareja qué necesitas y qué echas de menos, es imposible que pueda saberlo. Es un error creer que el ámbito emocional es tan predecible que puede darse por supuesto. Cada ser humano es distinto, busca algo diferente, tiene deseos opuestos.

Cada persona reacciona de una forma totalmente diferente ante una misma situación. Por otro lado, para mejorar las propias inseguridades se debe de realizar un trabajo individual. Por ello, puedes participar en cursos de crecimiento personal donde conocer el caso de otras personas te ayudará a ti en tu propia evolución. Pero también, en ese tipo de cursos puedes encontrar un espacio donde hablar de temas que no se hablan normalmente en una conversación de pareja o de amigos.

Al empezar a tomar confianza en ti mismo en ese espacio te sentirás con más fuerza para encarar ciertos temas con las personas de confianza, por ejemplo, con tu pareja. Es un error tomar a la pareja como responsable del bienestar individual, puesto que no tiene esa responsabilidad. Tu bienestar depende, principalmente, de ti. Porque incluso en el caso de una relación poco gratificante, está en tus manos, romper.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *