Cuatro causas de una crisis de pareja

pareja-al-atardecer-en-la-playa
Una crisis de pareja puede superarse. Y para vivir este proceso también es importante identificar cuáles son las posibles causas de este contexto. Es decir, qué ha ocurrido para llegar hasta aquí. ¿Cuáles son las posibles causas de una crisis?

Falta de implicación en la relación

Puede ocurrir que uno de los dos o ambos hayan estado más presentes en otros aspectos de sus vidas que en la relación misma. Han vivido la relación más desde la perspectiva de la ausencia que de la presencia. Por ejemplo, el tiempo de atención a los proyectos profesionales o los planes con amigos contrasta con los pocos momentos compartidos en pareja.

Problemas de comunicación

Una crisis de pareja puede ser la consecuencia de la acumulación de discusiones que no tuvieron una solución equitativa para ambas partes. Puede ocurrir que una persona llegue a la conclusión de que recibe menos de lo que da y llegue al agotamiento de una situación en la que siente que constantemente tiene que estar tomando la iniciativa en esta historia.

Estancamiento

Una relación de pareja evoluciona continuamente al compás de los cambios. Por ejemplo, frente al síndrome del nido vacío, el momento en el que los hijos se van de casa describe ese escenario en el que la pareja puede reencontrarse nuevamente. Del mismo modo, el momento de la jubilación también describe un nuevo escenario en la relación. Las dificultades en la adaptación al cambio de algunas de las circunstancias que afectan a la relación pueden propiciar una etapa de crisis. Los cambios pueden ser de todo tipo, no solo a nivel vital, sino también a nivel económico.

pareja-distanciada

Diferente visión de vida

Dos personas pueden conocerse en un momento determinado y compartir un proyecto de vida en común, sin embargo, sus caminos evolucionan de un modo poco compatible en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *