Consejos para amar sin sufrir

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Existe un sufrimiento innecesario que se convierte en un lastre en muchas relaciones de pareja: dependencia afectiva, deseo de cambiar al otro, celos o inseguridades personales son algunos de los motivos por los que el amor se confunde con la intensidad del sufrimiento. ¿Cómo amar sin sufrir? Existen personas que antes de tomar decisiones de pareja consultan sus dudas con amigos de confianza esperando el refuerzo externo para tomar una decisión eligiendo la opción más acertada. Al tomar la decisión correcta conviene pensar no tanto en los resultados de una acción sino en cómo te sentirás después de haber dado el paso. Es decir, es positivo que cuando tomes una decisión valores aquella opción que te haga sentir bien contigo mismo y tranquilo.

Piensa en ti

Existen personas que sufren en exceso en su relación de pareja porque están más pendientes de los intereses del otro, las expectativas y deseos ajenos que de los propios intereses personales, forma de entender la relación de pareja, ilusiones propias y límites. Es positivo que seas coherente con tus valores también en el amor para aprender a marcar tus propios límites. Cuanto mejor te conoces a ti mismo, mayor es la calidad del amor en la pareja. Apuesta por una filosofía del amor basada en el pensamiento positivo y en el entusiasmo.

Signos de alarma

Existen historias de amor en las que la mejor decisión de respeto hacia uno mismo es cortar ese vínculo que se ha convertido en una fuente de sufrimiento crónico al compás de la manipulación, el chantaje, los reproches y el deseo de transformar al otro en una persona diferente.

Para amar sin sufrir no solo hay que estar atento a las palabras de la otra persona sino también, sus hechos. Existen personas que sufren en exceso porque no entienden que su pareja les diga una cosa y luego, haga la contraria. En este caso, conviene recordar que las acciones también comunican, incluso más que las palabras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *