Conseguir la independencia afectiva

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Muchas personas tienen la necesidad de estar en pareja para ser felices, pero eso precisamente significa que no son felices con su propia vida. Si dependes fuertemente de sentir afecto de los demás para sentirse bien, algo no está funcionando correctamente. Seguramente necesitas fortalecer tu autonomía afectiva para ganar en libertad y autoestima propia.

Lo primero que debes hacer es buscar la independencia económica. Nunca debes estar con otra persona por su dinero. Es posible que necesites dinero para vivir pero tiene que encontrar el modo de conseguirlo con tu propio trabajo. Necesitar el dinero de alguien es el primer paso para la independencia afectiva adulta. Intenta tener tus propias fuentes de ingreso para no verte subordinado a nadie y poder elegir libremente lo que deseas en cada momento.

Actúa siempre con madurez, eso significa ser responsable de tus decisiones. No dejes que otros decidan por ti y te liberen de posibles equivocaciones. Recuerda que de los errores se aprende. Si realmente deseas convertirte en una persona independiente, hazte cargo de tus actos y de sus consecuencias. Las decisiones que tomes marcaran el camino de tu vida.

Enfrenta las dificultades sin miedo a nada. Recuerda que eres capaz de hacer todo lo que te propongas, arriésgate y asume los resultados, de ellos conseguirás mucha experiencia. Simplemente necesitas un poco de convicción de poder hacerlo. Cree en ti, necesitas confianza en uno mismo.

Recuerda que amar no es depender de la persona a quien se ama, eso una manera irracional de dejar a un lado el amor propio, el autorrespeto y la esencia de uno mismo. Recuerda respetar y fomentar las libertades de cada persona para que amar sea una elección y no una necesidad.

Por otro lado, aunque te consideres independiente, pide ayuda siempre que lo necesites. Algunas personas poseen una particular forma de establecer vínculos afectivos. Si sientes que te encuentras atrapado, no dudes en consultar con un amigo de confianza o profesional. Un tratamiento adecuado te ayudará a fortalecer tu autoestima y a no necesitar de otro para sentirte feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *