¿Cómo saber si estás aburrido o te has desenamorado?

Share on Facebook6Tweet about this on Twitter6Share on Google+0

desamor
Existe un sentimiento incómodo que cuando se hace crónico en la relación de pareja puede dar lugar a la incómoda sensación de desenamoramiento. Sin embargo, esto no se deduce a modo de causa y efecto. El aburrimiento puede estar latente en la relación, sin embargo, tal vez estés a tiempo de reavivar la chispa al integrar novedades en el tiempo de ocio compartido en pareja.

Distintos pensamientos

Cuando estás desenamorado, piensas directamente en la ruptura como mejor opción en este contexto. Sin embargo, cuando estás aburrido, tu pareja sigue siendo esa persona con la que te apetece compartir planes pero otros distintos de los habituales. Es decir, vienen a tu mente ideas de ocio que te gustaría disfrutar en compañía de esa persona. Esta es una diferencia de matiz importante. El desenamoramiento es una señal del final de la relación, por el contrario, el aburrimiento es un síntoma de insatisfacción con los planes compartidos y el peso excesivo de la rutina.

sintoma-de-desamor

El nexo entre el tedio y el desamor

Eso no significa que el aburrimiento continuado, es decir, sin fecha final, no pueda conducir al desenamoramiento ya que las emociones desagradables de este tedio pueden pesar hasta el punto de romper con cualquier tipo de ilusión sentimental. Sin embargo, el aburrimiento te da un aviso, te da una señal de alarma para activar esa historia. Esta es una de las razones por las que es tan importante escuchar a tiempo las emocones y sensaciones.

Un caso habitual de aburrimiento en la relación es la sensación de que el otro tiene siempre muchas ocupaciones que antepone a la propia historia de amor. En ese caso, llega un momento en el que el otro se cansa de aguantar esta situación y de conformarse con estar en un segundo plano de forma crónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *