Cómo saber si eres perfeccionista al buscar pareja

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter2Share on Google+0

como-saber-si-eres-perfeccionista-al-buscar-pareja
El perfeccionismo es uno de los principales puntos de bloqueo en la búsqueda de pareja. Con frecuencia, el perfeccionismo es una de las actitudes que mantiene en la soltería a personas que experimentan la contradicción de querer enamorarse pero no encuentran a alguien compatible de un modo estable. A veces, el perfeccionismo lleva a ese flechazo momentáneo, a partir de una atracción que se apaga fácilmente en las primeras citas cuando el perfeccionista comienza a observar defectos en el otro. Sin darse cuenta de que, puede conocer a muchas personas y todas tendrán algún punto débil. Es decir, el perfeccionista se frustra porque busca el imposible de una perfección que no existe. Y también, porque es más benévolo con sus propios defectos.

Psicología del perfeccionista en el amor

Y el problema del perfeccionismo reside en que, generalmente, hace que la persona pierda oportunidades de conocer a alguien interesante por quedarse en la superficie de la relación, es decir, en la apariencia de las personas. Si cuando conoces a alguien, de un modo habitual tienes la sensación de que no está a tu altura porque tú puedes ofrecer mucho más a la relación, entonces, es posible que este deseo de perfección que te impida observar la realidad tal y como es.

El perfeccionista también da un peso muy importante a la opinión de los demás. Es decir, le preocupa qué dirá el entorno de su propia relación. El perfeccionista observa su actitud como una virtud puesto que es cierto que ser exigente en el amor es un gesto de autoestima. Sin embargo, el perfeccionista no tiene una autoestima alta porque detrás de esa actitud existe el miedo a tomar decisiones y cometer errores. El perfeccionista también da una importancia excesiva a la estética de la persona.

como-superar-el-perfeccionismo

Cómo superar el perfeccionismo

Si eres perfeccionista, entonces, debes rebajar tus expectativas para ser libre y disfrutar de las relaciones personales con más naturalidad. Sin poner tanta trascendencia en cada decisión que tomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *