Cómo puedes cubrir, tú mismo, tus carencias afectivas


Las carencias afectivas pueden limitarte en el amor. Las personas que tienen grandes carencias afectivas reclaman constantemente la atención por parte de la otra persona, necesitan de la aprobación y del refuerzo constante, se hunden cuando reciben una crítica negativa en cualquier contexto… Esta situación, a la larga, resulta agotadora porque una persona que tiene una pareja con grandes carencias afectivas, en ciertos momentos, tiene la sensación de estar con un niño y no con alguien con la madurez suficiente como para ser independiente.

Cómo cubrir tus carencias afectivas

Es importante que trabajes este punto para poder avanzar y mejorar en positivo. Por ejemplo, puedes aprender a darte las gracias por todo lo bueno que hay en ti. La mente humana puede ser como una linterna: tú enfocas la luz en la parte que quieres ver. En ese caso, pon la atención en todo lo bonito que hay en ti, quiérete de verdad, aprender a ser tú y a disfrutar de tu personalidad, de ser tú mismo y de decir las cosas como las piensas.

En vez de vivivr a la espera de recibir la aprobación de tu pareja, ha llegado el momento de que seas tú quien te des el permiso de hacer las cosas. Tienes que dar más peso a tu propio criterio.

Controla tus impulsos

Piensa antes de hablar. Puedes ponerte como meta reducir el número de pensameintos negativos que dices en voz alta a lo largo del día y con los que puedes contaminar a nivel emocional a la otra persona. Además, también puedes empezar a decir todos los días, un mensaje bonito a tu pareja. No tiene que ser nada extraordinario, es suficiente con frases del tipo: “Estoy muy contento por estar contigo hoy”, “gracias por el rato que hemos pasado juntos”, “me gusta estar contigo”… Se trata de que tú empieces a darte de verdad, sin esperar recibir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *