Cómo controlar los celos


Los celos son un sentimiento que afecta de un modo general a la calidad de vida. Pero además, más allá del dolor que producen a nivel sentimental, cuando una persona sufre por este motivo también arrastra este desgaste interior a otros ámbitos de su vida. Por ejemplo, a las relaciones de amistad (el tema de conversación se convierte en recurrente) y al plano laboral (tiene dificultades para concentrarse en el trabajo). Los celos se pueden superar pero para ello, es indispensable hacer algo al respecto: ¿Cómo controlar los celos?

Dos causas de los celos

Existen distintas causas posibles que producen celos e inseguridad. Una de las más frecuentes es la falta de confianza en uno mismo: al no tener una relación adecuada a nivel individual, esta inseguridad también se arrastra a la relación.

En otras ocasiones, los celos también tienen su origen en una experiencia negativa vivida en el pasado. Quien ha sido víctima de una infidelidad puede experimentar el dolor de volver a revivir esa vivencia.

Qué hacer para controlar los celos

El primer paso para controlar los celos es tomar conciencia de que siempre se puede hacer algo al respecto. Con frecuencia, las personas que sienten celos tienden a silenciar su malestar. Es muy importante hablar con naturalidad sobre los sentimientos con un amigo de confianza: poner palabras a lo que sientes te ayuda a tomar mayor control sobre la situación.

En este tipo de situaciones, los consejos de las personas que te quieren y te valoran de un modo incondicional, te ayudan a no encerrarte en una única idea de la realidad.

Cuida tu diálogo interior evitando los términos de carácter absoluto en este tipo de situaciones. Es positivo que te hables con cariño y amabilidad. Por encima de todo, evita culparte por sentirte así ya que los sentimientos son humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *