Tres causas del miedo al abandono

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


Una ruptura duele más cuando se produce el abandono inesperado de la pareja en contra del propio deseo de continuar con la relación. Este miedo a ser abandonado por el otro produce una fragilidad y vulnerabilidad en quienes sufren de una forma recurrente por este temor. ¿Cuáles son las tres principales causas que pueden producirlo? Una de ellas, es que el miedo esconda la evidencia de estar viviendo un amor en la cuerda floja. Una historia en la que el vínculo es tan frágil que el enamorado se siente totalmente inseguro del futuro de esa relación. Esto es lo que suele suceder en aquellos noviazgos en los que se han producido numerosas ruturas y reconciliaciones.

Una autoestima frágil

El miedo al abandono también está vinculado con una autoestima frágil. Es decir, la persona se infravalora a sí misma y, por el contrario, idealiza a su pareja. Pone su valor en la relación y en la aceptación del ser amado. Desde la perspectiva de un autoconcepto negativo, las personas suelen vincular el miedo al abandono con la infelicidad, la angustia y la incapacidad de ser feliz por uno mismo. El miedo al abandono también puede estar asociado con el temor al qué dirán al no encajar en los convencionalismos sociales de felicidad y pareja.

Haber sufrido un abandono previo

La experiencia del abandono en la pareja deja huella pero el miedo al abandono no solo puede estar asociado con el posible trauma de haber vivido una situación sentimental de este tipo sino también, con las posibles carencias afectivas vividas en la infancia. En este caso, haber echado de menos el amor de un ser querido muy importante, también puede ser causa de este miedo a quedar huérfano de ese cariño.

El miedo es un sentimiento natural, sin embargo, conviene potenciar la inteligencia emocional para superarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *