Tres formas de autoengaño en el amor

pareja-pasea-en-el-campo
El autoengaño incrementa una situación de sufrimiento en el amor porque conduce a aquella persona que vive esta situación a permanecer estancada en este escenario. ¿Cuáles son las principales formas de autoengaño en el amor?

El silencio también es una respuesta

Una persona puede quedar pendiente de una llamada de teléfono, dando a ese gesto un valor definitivo. Lo cierto es que la falta de iniciativa y de comunicación por parte de la otra persona ya es una respuesta en sí misma. Alguien que guarda silencio y, por ejemplo, no responde tus mensajes ya está expresando un mensaje. Por tanto, una forma de autoengaño es esperar a que el otro verbalice esa idea cuando, en realidad, ya está manifestando una falta de interés si esta situación se prolonga en el tiempo.

Pensar que serás más feliz cuando estés enamorado

Existen muchas creencias sobre la felicidad. Una de las más frecuentes es aquella que lleva a la conclusión de afirmar que el bienestar personal es mayor cuando una persona ama y es correspondida. El autoengaño de esta creencia te lleva a vivir el tiempo previo a ese momento como si fuese un periodo de menor calidad que aquel desenlace que quieres vivir en algún momento. La felicidad es la suma de distintos factores, pero uno de los más importantes es la propia actitud.

pareja-mirandose-a-los-ojos

No escuchar al entorno más cercano

Una persona que se está engañando a sí misma puede sentirse incómoda cuando amigos de confianza expresan un mensaje que rompe la expectativa de una ilusión propia. En este caso, el protagonista puede llegar a distanciarse de los demás o a creer que nadie puede saber realmente aquello que ocurre en relación con su propia vida. Es un autoengaño pensar que la visión de los demás no puede aportar nada valioso porque no existe un único punto de vista sobre la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *