Tres errores habituales al inicio del noviazgo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

errores-noviazgo
El inicio del noviazgo es una etapa de idealización en la que cada uno proyecta en el otro un reflejo de sus propias expectativas e ilusiones. El noviazgo es una etapa de conocimiento, y conviene vivirla como tal. ¿Qué errores es posible cometer al inicio de la relación?

Prolongar una relación más de lo necesario

Tu tiempo es importante, tu energía vital es muy valiosa. No la malgastes en una relación que, por el motivo que sea, no encaja en tu estilo de vida presente. Prolongar citas es como no querer afrontar la realidad de la ruptura. Afronta este momento cuanto antes. Cuando inicias una relación, eres libre de terminarla cuando sientes que esa historia no te hace feliz. ¡Tal vez podáis ser amigos!

Querer tenerlo todo bajo control

El amor te hace sentir especial pero también te hace sentir vulnerable. Y uno de los errores que no te deja disfrutar del inicio de la relación es querer tenerlo todo bajo control. Cuando vives una relación, la felicidad de esa historia no depende, únicamente de ti.

Otros muchos factores entran en juego. Por tanto, céntrate en aquello que sí depende de ti; conocer a esa persona. A partir de este conocimiento puedes valorar el grado de compatibilidad entre ambos. Al enamorarte, tienes que abrirte al universo de la incertidumbre de la vida.

promesas-irreales

Promesas irreales

Uno de los efectos secundarios de las mariposas en el estómago es el impulso romántico de expresar promesas de amor eterno y palabras infinitas cuando no existe una base sólida para asumir ese compromiso.

Con frecuencia, estas promesas se vuelven en contra de aquel que, con el paso del tiempo, se siente esclavo de sus palabras. No digas “te quiero” hasta que realmente lo sientas. Y ten presente que querer es algo más profundo que gustarse de alguien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *