Tres consejos para encontrar un amor correspondido

flores-formando-el-dibujo-de-un-corazon
Para encontrar un amor correspondido, aléjate de cualquier tipo de esquema semejante a un manual de instrucciones. No existen indicaciones universales para lograr este propósito. Por eso, en este artículo en Son Pareja compartimos tres consejos para encontrar un amor correspondido que ponen de relieve aquello que tú puedes hacer para disfrutar de la búsqueda.

1. Conocer gente nueva

Si tu rutina transcurre de manera habitual en torno a una dinámica en la que siempre coincides con las mismas personas, reduces las posibilidades de enamorarte al potencial flechazo que pueda producirse en este escenario concreto. Para encontrar un amor correspondido, amplía esta zona de confort previa, a través de distintas actividades interesantes y en las que también conocerás a otras personas.

2. No prolongues una relación por miedo a la soledad

Cuando una persona desea enamorarse y vivir un amor correspondido, también debe ser sincera consigo misma. Por ejemplo, es importante no intentar llenar un potencial vacío con expectativas de futuro de citas que en realidad no producen ilusión a aquel que vive esos encuentros como protagonista. Para encontrar el amor correspondido, valora tu propio tiempo. Si ocupas tu presente en una historia que no te aporta verdadera felicidad, estás distanciándote de ese objetivo potencial.

pareja-junto-al-coche-rojo

3. El amor correspondido se construye entre dos

El amor correspondido es más profundo que el enamoramiento inicial. Y para crear una relación basada en este sentimiento mutuo, no solo importa tu propio compromiso, sino también el de la otra persona. La incertidumbre forma parte del amor correspondido. Tu implicación inicial no está condicionada por la certeza de saber cómo evolucionará esta historia en el futuro. Experimentas la ilusión de un encuentro que produce en ti algunas preguntas que irás respondiendo con el paso del tiempo.

Tres consejos para encontrar un amor correspondido al que conviene añadir uno muy importante: el amor correspondido comienza contigo mismo a través de la aceptación y el respeto incondicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *