¿Sois compatibles?


¿Cómo saber si sois incompatibles? En el inicio del amor todo parece perfecto. Cualquier persona siente que tiene un futuro prometedor cuando acaba de conocer a alguien que le gusta. Bajo el efecto del enamoramiento inicial, parecen salvables todos los obstáculos. Sin embargo, tarde o temprano llega la realidad del día a día que es mucho más imperfecta.

El amor en la práctica no siempre es tan sencillo de alcanzar junto a la otra persona, cuando te encuentras con alguien que tiene intereses totalmente opuestos a los tuyos, inquietudes que se oponen a tu modo de ser y un proyecto de vida alejado del que tú deseas. En este tipo de situaciones, hay que ser realista, sencillamente, porque encontrar puntos intermedios en determinados temas es imposible.

Por ejemplo, puede suceder que ella quiera ser madre pronto y él, en cambio, nunca quiera ser padre. En este caso, es difícil negociar en tanto que hacerlo, implica renunciar a una parte muy importante de uno mismo. Y aunque en el amor hay que renunciar a ciertas cosas, no al punto de sentir que estás cerrando la puerta a tus verdaderos deseos. Cuanto más se conoce a una persona, más opciones se tienen de saber si es o no compatible. Por ello, es mejor no hacer hipótesis y dar las cosas por supuestas. Es decir, apuesta por la conversación y la comunicación, no te guardes dudas dentro de ti mismo y pregunta todo lo que quieres saber.

El noviazgo es la etapa de conocimiento entre dos personas. Por ello, es conveniente analizar la relación con objetividad. Una pareja que discute constantemente, incluso, en los detalles más pequeños, no resulta compatible. Sin embargo, el hecho de tener una visión equivocada del amor hace que muchas personas se conformen con una historia de poca calidad. Muéstrate tal y como eres, escucha tus emociones y no te engañes. Existe una película que puede ayudarte a reflexionar sobre la importancia de ser compatible en el amor: La proposición, protagonizada por Sandra Bullock. Película de la que está tomada la imagen de este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *