Seis condiciones necesarias para la compatibilidad en pareja

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter5Share on Google+0

pareja-compatible
Tener una pareja compatible es un ingrediente fundamental de bienestar de una historia de amor que tiene potencial de futuro. Evidentemente, no observas si eres compatible en el momento inicial de la relación. Puedes notar síntomas pero la confirmación definitiva llega a partir del conocimiento mutuo. ¿Cuáles son las condiciones necesarias para que seas compatible con tu pareja?

Tener un interés recíproco

Por mucho que una persona tenga interés en otra, si no existe reciprocidad, es imposible que la relación avance. Por esta razón, es fundamental que esa historia evoluciones gracias a la retroalimentación porque cada uno aporta lo mejor de sí mismo a ese vínculo. Cuando no se da esta circunstancia, es mejor tener humildad y decir adiós.

Valores compatibles

Así como el pilar de tu ética personal son los valores. Cuando estás en pareja es muy importante que tus propios valores estén en coherencia con los de tu pareja. De lo contrario, es muy difícil admirar a alguien que tiene comportamientos que no te gustan.

Estar en disposición de amar

Por mucha atracción que exista entre dos personas, si una de ellas está comprometida, no existen las condiciones ideales para iniciar una relación desde la libertad. Tampoco existe disposición si uno de los dos tiene el corazón cerrado como consecuencia de una decepción reciente.

Buenas habilidades de comunicación

Tan importante como la atracción física y emocional es la comunicación, es decir, desarrollar habilidades de diálogo para ese amor que solo avanza en una dirección firme a partir del conocimiento mutuo. Y no hay amor sin diálogo.

Sinceridad

En relación con el punto anterior, para que la comunicación sea verdaderamente significativa, también debe existir la sinceridad de la verdad para dar forma a ese amor.

plan-comun

Un plan en común

Un plan en el que estar mutuamente implicados. La propia historia de amor a la que dar forma con acciones, momentos, palabras y vivencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *