Retomar una relación desde cero


La vida da muchas vueltas y existen amores que no tienen fecha de caducidad, sino simplemente, un punto y aparte en su recorrido. No se puede decir con certeza la palabra nunca cuando se habla sobre sentimientos y así lo muestran los casos de aquellas parejas que, simplemente, se dieron un tiempo. Y precisamente, ese tiempo les sirvió para darse cuenta de que en realidad, quieren estar juntas y ser felices. ¿Cómo retomar una relación desde cero?

En primer lugar, de mutuo acuerdo. En una situación de estas características existe el peligro de que únicamente sea uno de los dos quien quiera volver. Nunca hay que forzar la situación, ni agobiar a la otra persona porque tiene derecho a seguir con su vida. Por ello, tampoco hay que jugar al chantaje emocional o la manipulación.

Por otra parte, en caso de retomar una relación es bueno partir desde cero. Sin los rencores previos o las experiencias negativas. ¿Es posible olvidar todo lo malo del ayer? No, pero es adecuado potenciar más lo bueno, es decir, hacer el balance en positivo para tomar conciencia de los motivos por los que merece la pena retomar dicha relación.

Conviene ir poco a poco, para caminar sobre seguro. En cierto modo, debes centrar todos tus esfuerzos en reconquistar a la otra persona, como lo hiciste la primera vez. Tener detalles bonitos, mostrar que eres una persona que merece la pena, y modificar esos pequeños defectos que pueden afectar en negativo a la relación de pareja. En el amor siempre existe esperanza, es decir, todo es posible. Así lo muestra la posibilidad de dar marcha atrás en una decisión para volver a estar con la persona amada y continuar la historia con ganas y optimismo. ¿Alguna vez retomaste la historia con tu pareja?

2 comentarios

  1. pues en este momento, solo atino decir que amo desde el fondo de mi corazon a quien era mi mujer que tome el tiempo necesario para pensar.yo la estare esperando con mucha fe y esperanza para amarnos para siempre y que solo mano de Dios nos separe…

  2. En mi caso he vivido una relación de tres meses que me ha llenado muchísimo. Se trata de una mujer muy especial, con un precioso hijito. Y juntos fueron un todo para mi durante este tiempo tan maravilloso. Sin embargo ella ha escogido otro camino sin que en apariencia hubiera ocurrido ningún acontecimiento desagradable; por dudas, porque no cuajó la llama en su interior etc.

    Desde que he entrado en razón he estado poniendo en práctica todas las tácticas que conozco para afrontar esta clase de situaciones, para lograr mantener la calma y con suerte recuperarla. La última vez que nos vimos ni siquiera sacó el tema… Nos tomamos un café y cada uno se marchó a seguir con su vida… Pero en mi quedó la llama de un sentimiento muy fuerte y profundo que no se si lograré contener o si se va a mitigar, pero que es una lástima no expresarlo algún día… Y si no logro olvidarla, tarde o temprano saldré de la caja, porque me conozco, porque mi corazón no conoce carcel suficientemente fuerte…

    La única forma que yo conozco de tener la posibilidad de recuperar a una pareja consiste en seguir los siguientes pasos uno a uno:

    1.- Tener voluntad de mejorar todo lo que sabes que te ha hecho fracasar en esta y en anteriores relaciones y tomarte tu tiempo. No cesar el empeño hasta que los cambios sean notables: un nuevo piso, un nuevo trabajo, tal vez un nuevo logro, un nuevo look, un nuevo objetivo en la vida, un viaje reciente etc. Hay que innovar, rehacerse, optimizarse y renovarse. Permanecer quieto no te ayudará a conquistarla ¡A nadie le gusta el software obsoleto!

    2.- Recuperar su amistad y lograr el equilibrio eficaz para compartir desde momentos muy sencillos, como tomar un café rápido o una caña, hasta coincidir en eventos e incluso quedar para charlar o llevar a cabo alguna actividad lúdica como ir a la playa.

    3.- Si el paso dos funciona, entonces escoger un buen momento para declarar tus intenciones, haciéndole saber a esta persona con gran sutileza y acierto que vives por ella, tratando de ser firme pero sin perder la compostura, a fin de que en caso de que rechace o ignore tu reacción se pueda conservar la máxima amistad posible. Esta precaución debes tomarla porque tal vez no sea suficiente con que lo intentes una única vez y por lo tanto tienes que utilizar el tacto con todos los demás sentidos.

    Pero a la vez hay que ser sabio y respetar, tener un enooorme respeto. Si alguien nos deja, teniendo en cuenta la magnitud del universo y la enorme población humana, todas las probabilidades apuntan a que difícilmente vuelva. En mi caso y hasta la fecha solo han regresado a mi las que han cometido alguna clase de error en otras relaciones y por un momento son infelices.

    Acerca de esta última relación, quiero pensar que un día se acordará de mi y me hará una llamada o algo por el estilo. Quiero pensar que hoy me ha rechazado pero que en realidad la puerta permanece ahí y que si llamo diciendo las palabras mágicas tal vez ella me abrirá de nuevo sus puertas. Creo que eso es algo muy humano y también es cierto que mcuhas parejas se recuperan incluso tras haber pasado años y otras no se vuelven a cruzar por la calle en años, eso núnca se sabe.

    Suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *