Relaciones con egoístas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El egoísmo, en una relación es la causa subyacente de la mayoría de relaciones fallidas. Nada puede ser más dañino que una pareja que no se preocupe por ti, que no te cuide o que no se preocupe por la relación en general. El egoísmo en una relación va apareciendo en pequeños incidentes y, a continuación, va tomando forma de hábito en el que uno de los dos sufre excesivamente.

¿Qué es el egoísmo, en una relación? Las relaciones de pareja son una manifestación maravillosa de amor. Mientras que una relación basada en los sólidos cimientos de amor y compromiso crece día a día, una relación marcada por las huellas del egoísmo y la falta de respeto por parte de uno de los dos, es una verdadera pesadilla. Si bien no se puede esperar la perfección completa de una persona, hay que buscar el punto medio entre los dos que convierta la relación en algo maravilloso.

El egoísmo, en una relación comienza, cuando cualquiera de los está demasiado preocupado con sus necesidades físicas y emocionales, dando menos enfoque y pensando menos en el otro. Una pareja egoísta, comenzará a dominar la relación, y cargará diferentes situaciones de premisas ilógicas. Una completa negación de los sentimientos de otra persona, que se supone es su “media naranja” no es más que una situación grave de egoísmo.

La gravedad del problema se intensifica, cuando la pareja que sufre es incapaz de averiguar la causa de este comportamiento irracional del egoísta. Cualquier charla y discusión sobre la relación es refutada por el egoísta y poco a poco la relación se irá destruyendo.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *