Psicología de la seducción

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A la hora de seducir a otra persona es indispensable que previamente te conozcas bien a ti mismo, es decir, sepas quién eres y qué es lo que destaca de ti. Se trata de tomar conciencia de aquello que te hace único e irrepetible para poder brillar con luz propia en las relaciones sociales. ¿Qué cualidades son las más atractivas de un ser humano?

En primer lugar, y como es evidente, la belleza física y el atractivo estético entra a golpe de vista por los ojos. Por ello, aquellas personas que son muy guapas saben que causan un gran impacto en los demás y se esfuerzan por realzar todavía más esa belleza a través de la moda, la forma de vestir y la elección del look ideal para cada día.

Pero por supuesto, también existen otras cualidades que brillan tanto o más como la belleza. Por ejemplo, el modo de ser. De hecho, cuando conoces a alguien cuyo modo de ser te gusta, te sientes bien, especial y con ganas de compartir tiempo en común. Por ello, dentro del modo de ser, podemos tomar la simpatía como esa cualidad que de verdad es determinante en el amor.

¿Qué otras armas de seducción puedes desplegar? Por ejemplo, también seduce ser una persona interesante, es decir, con cultura, con temas de conversación y saber estar. La diferenta entre estas cualidades y la belleza física es que hay que tener un poco más de paciencia parar poder verlas. Otro rasgo que también resulta muy atractiva en una persona es la bondad, el hecho de saber que es alguien noble y con un claro sentido de la justicia. Por tanto, tiene habilidades sociales y amabilidad. ¿Cómo poner en práctica tus armas de seducción? Descubriendo qué destaca de verdad en ti para poder avanzar en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *