Cómo afrontar la desilusión por la cancelación de la boda

boda-en-invierno
Son tantas las expectativas que una pareja que ha tomado esa decisión de forma consciente deposita en el día de su boda que, el incumplimiento de la planificación prevista, genera frustración. La cancelación de una boda puede estar causada por distintos motivos. Pero, en muchos casos, este hecho pone el foco de atención en una nueva fecha en el calendario. Posponer la boda es un plan B que amplía el horizonte previo con la alegría de una nueva referencia. ¿Cómo afrontar la desilusión causada por la cancelación de la boda?

1. Prioriza lo más importante

Aunque observes que un proyecto tan importante se pone en pausa, recuerda que lo más relevante es el amor. Si por distintas circunstancias este compromiso ha tenido que aplazarse, intenta aceptar lo ocurrido en lugar de resistirte a la realidad. La causa de esta situación te ayuda a poner en perspectiva lo ocurrido.

2. Siente el apoyo de las personas que te quieren

En el día de tu boda estarán acompañándote algunas de las personas más importantes para ti. Esta red de apoyo es fundamental en este momento. No solo se trata de compartir la alegría de la celebración, sino que también puedes aliviar el peso de la desilusión al compartir tus emociones recientes.

3. Ocúpate de aquello que puedes gestionar

Cuando una boda se cancela, existen cuestiones en las que no puedes influir, por ejemplo, no puedes hacer que los días pasen más rápido hasta que llegue la nueva fecha del enlace. Sin embargo, sí tienes la posibilidad de ocuparte de realizar cuanto antes las gestiones necesarias. Por ejemplo, informar a los invitados de la noticia.

foto-romantica-de-boda

4. Visualiza el día de tu boda

¿Cómo te predispones ante el futuro potencial de este compromiso? Visualiza con alegría ese día tan esperado por ti. Pero no te olvides de lo verdaderamente esencial: tu boda se pospone, pero no aplaces tu felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.