Tres ventajas de organizar una boda íntima

boda-en-el-campo
Existen muchas formas diferentes de vivir el gran día de la boda. No existe una única manera de celebrar este día en el que lo verdaderamente esencial es la promesa de amor eterno que ambos expresan de forma consciente. Las bodas íntimas dan prioridad al deseo compartido de escribir este episodio en la privacidad de un entorno para dos. ¿Cuáles son las ventajas de organizar una boda íntima?

1. Simplificar los preparativos

Conforme aumenta el número de invitados, no solo se eleva el presupuesto necesario para planificar el evento, sino que también conviene dedicar más tiempo a concretar todos los detalles de este día. Por el contrario, una celebración íntima te permite simplificar este tiempo previo.

2. Zona de confort

El día de la boda es diferente a los demás, por tanto, rompe la rutina de la relación. Pero la esencia de una boda íntima acerca a sus protagonistas a su zona de confort habitual al estar rodeados en esta fecha por sus amigos más íntimos y los familiares más queridos. En un enlace de estas características no hay espacio para las invitaciones por compromiso o los vínculos superficiales.

En una boda íntima, a la felicidad de la historia de amor que es el centro de esta celebración, también se suma el relato de otros vínculos de amistad y afecto. Sentirás la compañía de quienes forman parte de tu círculo más cercano. Personas que realmente quieres que estén allí a tu lado en una fecha que formará parte de la historia de tu vida.

novia-con-flores

3. Priorizar lo esencial en la boda

Una boda íntima prescinde de detalles que tal vez estarían presentes en un evento con más invitados pero no prescinde de aquello que es esencial. Esta es una de las principales ventajas de una celebración que enfatiza la celebración del amor desde la sencillez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *